Ecologistas ven "ilícito penal" la negativa de Ayuntamiento de Níjar a archivar la urbanización en Aguamarga

ALMERÍA, 20 (EUROPA PRESS)

El colectivo 'Plataforma en Defensa de Aguamarga' ha instado al Ayuntamiento de Níjar (Almería) a que ejecute la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que anuló la clasificación como urbanizable de los terrenos donde se proyectó la macrourbanización 'Marinas de Aguamarga', en el parque natural Cabo de Gata, y proceda al archivo del expediente al tiempo que ha avanzado que su"negativa" a cumplir el fallo dictado en diciembre de 2007 podría ser constitutiva de un "ilícito penal".

El escrito remitido al Consistorio nijareño, que recoge Europa Press, se incluye dentro de la acciones iniciadas por la organización, que llevó el caso a la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, a cuyo titular, José Chamizo, se le notificó desde las autoridades municipales que no se había archivado el proyecto al no solicitar la Junta de Andalucía, parte recurrente, la ejecución de la sentencia del Alto Tribunal.

Desde la plataforma sostienen, no obstante, que la justificación esgrimida por el ayuntamiento "no se ajusta a la verdad" y aluden al acta de la reunión de la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Almería que, en mayo de 2008, acordó cumplir el fallo del TS y denegar, así, la aprobación definitiva de la urbanización --SAU-AA-5-- al ser desfavorable la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para el que se aventuraba como el mayor residencial de este espacio protegido.

Al hilo de esto, advierten en su escrito, al que no ha recibido respuesta, que todos los instrumentos de planeamiento aprobados por el consistorio "con posterioridad" a esta declaración "serían nulos de pleno derecho" al haberse tramitado en parque natural y podría estar "incurriendo" pues en "ilícito penal".

La unidad de ejecución SAU-AA-5, promovida a instancias de la mercantil 'Marinas de Aguamarga', prevé la construcción de 350 viviendas en parcelas de uso residencial y un hotel con 300 habitaciones, según se desprende de la reparcelación aprobada por la Junta Local del Ayuntamiento de Níjar el 6 de julio de 2007.

El Tribunal Supremo, no obstante, hizo prevalecer en su sentencia la DIA desfavorable dictada por la Junta andaluza y decretaba el levantamiento de la reclasificación del suelo como urbanizable de 48 hectáreas incluida en las Normas Subsidiarias (NNSS) del municipio al primer la protección que se daba al paraje en el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) de 1994.