Editores gallegos afrontan el Día del Libro con el objetivo de reducir la "dependencia excesiva" de los manuales de texto

Consideran que el libro no se verá "especialmente" afectado por la crisis y apuestan por la proyección exterior de las obras

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Asociación Galega de Editores, Alfonso García Sanmartín, apuntó hoy la necesidad de reducir la "dependencia excesiva" del sector editorial gallego de los manuales de texto para educación con el objetivo de "crecer" en otros ámbitos.

Con motivo de la celebración mañana del Día del Libro, García Sanmartín señaló, en declaraciones a Europa Press, que el sector editorial gallego está en una situación de "expansión indudable", en la que "cada vez más editoriales" se unen a la asociación.

Sin embargo, indicó, el sector vive todavía "interrogantes importantes" que "nacen" principalmente del servicio de préstamo de libros puesto en marcha por el anterior Gobierno de la Xunta y que implica que es la Administración quien adquiere los libros para prestárselos a los escolares gallegos y renovarlos cada cuatro años, algo que, indicó Sanmartín, perjudica al sector, que ve mermadas sus capacidades de ingreso.

En esta línea, el presidente de la AGE aseguró que toda la industria editorial gallega "está muy atada al libro de texto en gallego en la educación", aunque indicó que "también participa de otras inquietudes" que afectan al sector en España, Europa y América, como es la cuestión de "como defender los derechos de autor en el nuevo panorama" que se abre con la globalización.

NUEVO GOBIERNO

En cuanto al nuevo Gobierno de la Xunta y el nuevo Conselleiro de Cultura, Roberto Varela Fariña, García Sanmartín aseguró que el sector lo recibe "con ilusión de que mantenga el compromiso con la cultura y con el sector del libro" y con "la esperanza" de que ponga en práctica ideas y medidas adquiridas en su trabajo como cónsul en el exterior.

"Creemos que trae ideas para seguir mejorando", indicó Sanmartín, quien subrayó que la Asociación de Editores planteará una "colaboración abierta" y una "actitud crítica" tanto con esta consellería como con la Consellería de Educación, con la que tendrán que tratar la cuestión de la gratuidad de los libros de texto.

Así, el presidente de la AGE esperó que el nuevo Gobierno "tome medidas para defender el sector editorial" y anunció que tienen interés en sentarse "lo antes posible" con el Ejecutivo autonómico para "hacer una propuesta de necesidades" del sector, entre las que estará la gratuidad de los libros de texto mediante un cheque.

Además, también pondrán sobre la mesa el hecho de que la Ley del Libro reconoce este sector como "estratégico", aunque, según aseveró el presidente, esta intención "no se concretó en nada". En todo caso, las peticiones que realice la asociación al Gobierno serán, indicó Sanmartín, "realistas" y tratarán de poner en valor el libro como elemento de cultura "pero también como producto económico".

CRISIS

En cuanto a la influencia de la situación de crisis en el sector del libro, García Sanmartín aseguró "ser consciente" de que "la crisis por lógica va a afectar a todo", aunque consideró que "es importante ganar la imagen de ámbito de cultura" para luchar contra ella.

En esta línea, el presidente, que se encuentra con una delegación cultural gallega celebrando la XXXV Feria del Libro de Buenos Aires, puso como caso el libro en Argentina, que "vive una crisis económica permanente", pero que "no afectó al libro" ya que se consideró, dentro de los problemas económicos, "un instrumento de refugio para crear pensamiento" y "ocio" de manera "accesible y asequible".

Así, Además de considerar que el libro gallego no se verá "especialmente" afectado por la situación económica, García Sanmartín indicó que el ámbito de la educación, al que está ligado en gran manera el sector editorial gallego, "no va a padecer la crisis económica".

PROMOCIÓN EXTERIOR

En el capítulo de promoción exterior, el presidente de la Asociación Galega de Editores aseguró que Galicia tiene "un gran nivel de calidad de creación y de edición" y posee "autores competitivos" a nivel exterior.

"Nuestro mercado es fundamentalmente Galicia, pero en el contexto de globalización tenemos que hacernos ver y tirar hacia fuera", indicó García Sanmartín, "nuestro libro es un valor real con el que podemos presentarnos en cualquier lugar".

En este sentido, el presidente de AGE informó de que analizarán esta cuestión con el nuevo Gobierno y consideró que el Ejecutivo autonómico y el responsable de Cultura "apostarán también por la potenciación exterior" del libro gallego "como instrumento importante". "Es el camino en el que estamos", sentenció.