El acuerdo entre la Junta y Red Eléctrica Española para el desarrollo energético generará 9.000 empleos en proyectos

TOLEDO, 24 (EUROPA PRESS)

Más de 9.000 empleos, de ellos 6.500 directos y 2.500 indirectos, reportará el convenio que hoy, en la sede de la Presidencia del Gobierno regional, han firmado el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y Luis Atienza, presidente de Red Eléctrica Española S.A. (REE) para la mejora de la Red de Transporte Eléctrico de Castilla-La Mancha, lo que permitirá continuar liderando a nivel nacional e internacional la generación de energías renovables.

Concretamente, durante la construcción de los futuros proyectos de generación energética se empleará a más de 6.500 personas y se estima, además, la creación de más de 2.500 puestos de trabajo ligados a proyectos industriales y tecnológicos. Además, Barreda significó el esfuerzo inversor que se acerca a los 6.000 millones de euros en generación de industria limpia.

"Es importante destacar la creación de empleo en un momento complicado como este cuya consecuencia más dramática es la pérdida de empleo de muchos trabajadores y la mejor manera de combatir la crisis es realizar inversiones que generen puestos de trabajo que además nos situará en mejores condiciones para ser más competitivos y productivos cuando esta finalice", manifestó el presidente de Castilla-La Mancha.

En este contexto Barreda, que destacó la satisfacción del Gobierno autonómico tras la rúbrica, explicó que con este acuerdo se trata de adelantar las inversiones en infraestructura para permitir que Castilla-La Mancha siga siendo líder en la producción de energías renovables.

"Castilla-La Mancha es una región con mucha energía, producimos más de la que consumimos a pesar de que el consumo crece al tiempo que nuestra actividad económica e industrial", indicó el jefe del Ejecutivo que recordó que el consumo de energía conlleva al tiempo progreso y desarrollo.

Barreda explicó que hoy la electrificación deseable es la de las energías limpias y renovables: la eólica y la termosolar, y recordó que este Gobierno tiene como objetivo que en el horizonte del año 2012 el cien por cien de la energía consumida en Castilla-La Mancha proceda de energías limpias y subrayó que esta región está muy por encima de los indicadores citados por el presidente Obama a este respecto.

El convenio facilitará el desarrollo en Castilla-La Mancha de las infraestructuras eléctricas necesarias para que los proyectos que se ubiquen en la región puedan evacuar a la red toda la energía generada en base a fuentes limpias y garanticen la calidad del suministro energético a todos los ciudadanos.

Esta rúbrica responde al acuerdo alcanzado en 2007 por el presidente Barreda y el presidente de REE, Luis María Atienza, en el que se manifestó la voluntad de adelantar a 2011 las inversiones previstas para el año 2013, con la finalidad de cumplir con los objetivos de impulso y desarrollo energético de Castilla-La Mancha para los próximos años.

5.500 MEGAVATIOS

La ejecución de estas obras permitirá que Castilla-La Mancha cuente en el año 2015 con la instalación de un total 5.500 megavatios en energía eólica y otros 1.300 megavatios. en energía termosolar. Así lo indicó Luis Atienza, que reconoció la satisfacción que conlleva firmar acuerdos con el Ejecutivo de Castilla-La Mancha con el que "la colaboración es muy estrecha y necesaria".

Atienza indicó que con el convenio suscrito hoy se da continuidad a un convenio anterior y ofrece un horizonte mayor y mas ambicioso en todos los aspectos para integrar los ambiciosos objetivos del Gobierno de Castilla-La Mancha en materia de energías renovables.

Además, según indicó, también da continuidad y solución a los retos en materia de infraestructura energética para el tren de Alta Velocidad y a las necesidades a la seguridad de suministro para una Comunidad Autónoma cuya demanda eléctrica ha crecido.

La mejora de las infraestructuras de la red eléctrica garantizará que Castilla-La Mancha continúe liderando tanto la generación de energías limpias, como el progreso de una industria de vanguardia ligada al sector que genera riqueza y empleo de calidad.

Todo ello, fortalece la apuesta del Gobierno regional por la consolidación de un modelo económico e industrial más sólido y competitivo, basado en sectores de tecnología punta y con grandes expectativas de futuro.