El alcalde de Vigo convoca a las fuerzas vivas de la ciudad por la "incumplida promesa" sobre la Delegación de la Xunta

VIGO, 22 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, anunció hoy que convocará, para la próxima semana, a los representantes de las fuerzas vivas de la ciudad con el objetivo de que expresen su opinión sobre el funcionamiento que tendrá la Delegación de la Xunta en la ciudad olívica, ante la "incumplida promesa" del presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo.

En una rueda de prensa, el regidor socialista consideró que Feijóo realizó ayer "una clamorosa renuncia a atender su compromiso" con Vigo al afirmar que la delegación viguesa contará con los mismos servicios que ya tenía con el anterior Ejecutivo autonómico --las actuales consellerías de Mar, Facenda y Traballo e Benestar-- y no de todas las consellerías.

Así, mostró su voluntad de tomar "el pulso" a "todas las instituciones" de la ciudad, como la Cámara de Comercio, la Confederación de Empresarios, los sindicatos, los colegios profesionales, la universidad, el Consorcio de la Zona Franca y el puerto; y a "distintos colectivos significativos", para saber qué opinan "ante el incumplimiento del presidente de la Xunta de sus propios compromisos con Vigo".

Según explicó, se tratará de entablar un "diálogo desde la absoluta serenidad, pero también desde la defensa total de los derechos de la ciudad". En este sentido, lamentó que mientras los compromisos del Gobierno central en la ciudad "tienen luz verde", los del autonómico están "paralizados".

El regidor socialista estimó que, con el actual Gobierno gallego, "la situación no sólo no mejoró, sino que empeoró sensiblemente" puesto que, a su juicio, la Delegación Territorial de la Xunta en Vigo queda reducida a un "comisariado político". Así, consideró que Feijóo "incumple grave y seriamente su compromiso" al "asustarse" por la polémica surgida en Pontevedra --que rechaza la delegación viguesa--.

Finalmente, Caballero criticó que haya un "clamoroso silencio" al respecto de este asunto por parte de "alguna persona que decía que defendía la ciudad por encima de todo", en referencia a la actual presidenta del puerto, la 'popular' Corina Porro.