El Ayuntamiento construirá un nuevo Centro de actividades para Mayores en Campanar

VALENCIA, 24 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Valencia, a través de la Concejalía de Bienestar Social e Integración, construirá un nuevo Centro Municipal de actividades para personas mayores en el barrio valenciano de Campanar. La duración de la ejecución del proyecto es de 12 meses, con un presupuesto de 1.795.814, 82 euros, según informaron en un comunicado fuentes municipales.

El nuevo Centro Municipal de Actividades para Personas Mayores de Campanar estará situado en la confluencia de las calles Dragaminas, Virgen de Campanar y Gaudencia Torres. Estará perfectamente configurado como un edificio polivalente dentro del Área de Progreso Humano, destinado a las personas mayores del barrio de Campanar y demás ciudadanos, que encontrarán un referente inestimable de los demás servicios que ofrecerá este edificio.

Encuadrado dentro de las obras previstas por el 'Plan Confianza"', se prevé que el nuevo centro reúna las condiciones apropiadas para el desarrollo de sus actividades, tanto físicas como culturales, talleres, y que disponga de servicio de bar-cafetería, entre otras muchas cosas. En la actualidad, el centro cuenta con 727 socios.

En la actualidad, el local que ocupan los mayores del barrio es alquilado y, según los últimos datos de la Oficina Municipal de Estadísticas, en este barrio hay censados 1.845 personas de 65 años de edad o más.

Los Centros Municipales de Actividades para Personas Mayores, según indicó la concejala de Bienestar Social, Marta Torrado, tienen por finalidad "potenciar la participación, integración y autorrealización de estas personas en su medio más próximo, previniendo situaciones de aislamiento y soledad, y potenciando el ejercicio de la plena ciudadanía de este colectivo en la ciudad de Valencia".

Estos centros están destinados a personas mayores de 60 años, jubilados o pensionistas, que residan en el municipio de Valencia. Sus objetivos son: ser lugar de encuentro, esparcimiento y comunicación de las personas mayores; promocionar la prestación de los Servicios Sociales propios de la Tercera Edad y en general, la mejora de su calidad de vida; y facilitar a los usuarios el acceso a los bienes culturales y a las actividades.