El Ayuntamiento de Guadalajara inicia las obras para rehabilitar el Casco Histórico, que crearán más de 80 empleos

GUADALAJARA, 23 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, presentó hoy los cuatro proyectos que integran la primera fase de reforma del Casco Histórico, unos trabajos que comenzarán de modo inmediato, que tienen un plazo de ejecución de siete meses y crearán entre 80 y 90 puestos de trabajo.

Según subrayó Román durante la rueda de prensa de presentación "ésta es la actuación más ambiciosa en décadas que se acomete en el casco histórico".

Los proyectos son la mejora y rehabilitación de la plaza de Beladíez, calle San Sebastián y calle Pedro Pascual con un presupuesto de 1.067.843 euros que ejecutara la empresa Rayet Construcción.

Incluyen también la mejora y rehabilitación de la plaza de Moreno y calle Vizcondesa de Jorbalán con un presupuesto de 1.144.674 euros y ejecutada por Cosan Corvian; la mejora y rehabilitación de la Cuesta de San Miguel, travesía de San Miguel y calle Azucena con un presupuesto de 1.272.807 euros ejecutada por Rayet Construcción, y la rehabilitación del viario público urbano de la calle Luis Pizaño, un proyecto que se llevará a cabo a través del Fondo Regional de Cooperación Local y que cuenta con un presupuesto de 187.754 euros.

Tal y como explicó el alcalde, en todos estos proyectos se demolerá y cambiará el pavimento existente, se renovarán las redes de saneamiento y abastecimiento, se cambiará el alumbrado y se renovará el mobiliario urbano.

Según señaló Román, lo primero que se hará será el desmontaje y desvío de los servicios afectados, tales como gas, electricidad y telefonía "si hay que hacer reparaciones, es el momento de hacerlas porque las calles no se podrán volver a abrir en 5 ó 6 años".

La Comisión de Control y Seguimiento de las Obras ya ha mantenido tres reuniones relativas a estos proyectos y una vez a la semana se realizará una visita de obra con los técnicos y los contratistas para comprobar su marcha, además de las visitas diarias que se hagan por parte de la Concejalía de Obras .

Por otro lado, se han mantenido reuniones entre los técnicos municipales, la Policía Local y las empresas constructoras que van a acometer los cuatro proyectos, para tomar decisiones relativas al tráfico. En todas las obras se utilizará el mismo modelo de señalización para indicar prohibiciones de aparcamiento, avisos de retiradas de vehículos o cortes de tráfico.