El Ayuntamiento de Guadalajara quitará las multas del "botellón" a menores que participen en cursos formativos

GUADALAJARA, 25 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, presento hoy el protocolo a través del cual se podrán sustituir las sanciones económicas impuestas a menores por practicar "el botellón" por acciones formativas encaminadas a fomentar y garantizar la convivencia ciudadana.

Según explicó Román en rueda de prensa, su objetivo "es ofrecer a los menores una alternativa a la sanción económica, tendente a inculcar, a través de la formación, valores educativos y rehabilitadores", agregó.

La participación en estas sesiones formativas tiene un carácter voluntario y requiere la autorización expresa de uno de los padres del menor o de su tutor. Los cursos comenzarán a impartirse el próximo mes de junio en el Centro Joven y las áreas de formación que se abordarán en ellos son, Educación Vial, Drogodependencia, Medioambiente, Consumo de alcohol y sus consecuencias, Ordenanza de Convivencia Ciudadana y Ocio alternativo y valores de convivencia.

Una vez haya finalizado el periodo de formación, el coordinador, a la vista de los informes de los docentes, emitirá un certificado en el que se establecerá si el asistente ha superado con éxito el periodo formativo. Si es así, quedará anulada la sanción económica. En el caso de que un menor que haya recibido la formación vuelva a ser sancionado, ya no tendrá la opción de realizar de nuevo el curso, sino que deberá hacer frente a la sanción económica.

Tal y como manifestó el alcalde, la puesta en marcha de este Plan responde al ánimo de formar y educar antes que sancionar "creemos que los menores que son sancionados deben tener la opción de recibir una formación adecuada tendente a que no vuelva a cometer una infracción de este tipo", concluyó.