El Ayuntamiento dice que este verano se incorporarán un centenar de agentes de movilidad y que se cumplen los días de descanso

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Más de un centenar de agentes de movilidad, concretamente 122, se incorporarán este verano a los 705 que ya componen la plantilla, de los que 685 son personal operativo, según informaron a Europa Press fuentes del área de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid.

El anuncio se produce después de que los sindicatos plantearan varias jornadas de huelga y una manifestación en la plaza de Cibeles para protestar por la falta de efectivos y por las presiones que dicen sufrir por parte de la Dirección General de Movilidad del Consistorio.

Eso, siempre según los sindicatos, tiene consecuencias directas en los días de descanso de los agentes y en los problemas para coger vacaciones. "Tenemos gente que ha perdido 16 días por jornadas de exceso del año pasado y a los que la Corporación (municipal) dice que los pierde porque ha pasado el año, cuando ellos los han denegado sistemáticamente por 'necesidades del servicio'", aseguró hoy el portavoz de CC.OO., José Luis Pérez Méndez.

Fuentes municipales explicaron sobre las jornadas de descanso que los agentes de movilidad trabajan un fin de semana al mes, que se compensa con dos días posteriores, y que durante San Isidro y en verano trabajan seis horas al día. Además, dentro de la jornada diaria tienen derecho a un descanso de media hora.

En cuanto a las vacaciones, las mismas fuentes explicaron que tienen 22 días hábiles al año, ocho de libre disposición, catorce festivos, dos por puentes y los días 24 y 31 de diciembre. Los sueldos oscilan entre los 24.000 y los 29.000 euros anuales, a lo que habría que sumar el incremento de hasta 2.500 euros que tienen derecho algunos de los agentes por complementos.

Asimismo, desde el área de Seguridad y Movilidad negaron que se "presione" a los agentes para que sancionen y retiren vehículos de la vía pública, ya que éste es su cometido. El sindicato CC.OO. afirmó hoy que esas presiones existen y se llevan a cabo para incrementar los objetivos de la Dirección General de Movilidad, que se traducen en mejoras retributivas para el Ayuntamiento.