El Ayuntamiento eliminará 300 plazas de zona azul en las inmediaciones de Asunción mientras duren las obras

Lipasam da el visto bueno al soterramiento de contenedores; el distrito solicitará que el alumbrado público funcione permanentemente SEVILLA, 13 (EUROPA PRESS)

El Distrito Los Remedios de Sevilla ha elevado por escrito una petición a la Delegación de Movilidad para que proceda a la eliminación, mientras permanezcan las obras de peatonalización de la calle Asunción, de las plazas de zona azul en las calles transversales con esta vía y constituidas en 'fondo de saco', con la finalidad de dar una mayor capacidad de aparcamiento a los vecinos.

El concejal delegado del distrito, Joaquín Díaz (PSOE), explicó a Europa Press que esta medida se aplicaría en cinco calles que se cruzan con Asunción, en los tramos situados entre esta vía y las calles principales situadas a derecha e izquierda --Monte Carmelo y Juan Ramón Jiménez--, con un número de plazas que se estima en torno a 300.

Esta medida se ha planteado en la reunión de coordinación mantenida en el día de hoy con motivo del comienzo de las obras el pasado 4 de mayo. Otra de las cuestiones a las que se ha dado el visto bueno es el soterramiento de contenedores solicitado por vecinos y comerciantes, y que comprenderá la subterraneidad de doce contenedores de residuos orgánicos con capacidad para cinco metros cúbicos cada uno.

Asimismo, Díaz señaló que se va a solicitar a la Delegación de Infraestructuras para la Sostenibilidad que, a pesar de que en la zona, como en el resto de la ciudad el alumbrado público se apaga a una determinada hora por razones de ahorro energético, dada la presencia de vallas y obstáculos, las farolas puedan seguir funcionando "en esa zona y mientras dure la obra", por razones de seguridad.

Por lo demás, el edil delegado del Distrito Los Remedios confirmó que el plan de obra se va cumpliendo "escrupulosamente". En este sentido, se ha acordado que a partir del mes de julio, y para un mayor "empuje", se trabaje en la construcción del microtúnel "las 24 horas del día", dado que el periodo estival es "idóneo" por la poca presencia de ciudadanos en la vía pública.

Por último, Díaz indicó que el vallado será aprovechado para colgar de éste las recreaciones virtuales de cómo quedará la calle en un futuro, con la finalidad de que la ciudadanía pueda conocer la configuración de Asunción cuando finalicen los trabajos.

CRÍTICAS DE LA CES

En otro orden de cosas, la Confederación Empresarial Sevillana (CES) calificó de "necesaria" la constitución de una mesa de diálogo entre los empresarios y el Ayuntamiento con objeto de planificar "adecuadamente" las obras y evitar las "malas perspectivas" que, a corto plazo, tienen muchas de las empresas radicadas en esta zona y sus alrededores.

"A la vista de que el Ayuntamiento ha iniciado ya las obras de la forma más brusca posible, cortando totalmente el viario de Asunción y el tránsito por las calles perpendiculares, y al ser varias delegaciones municipales las implicadas, la CES entiende que lo más razonable sería que el Ayuntamiento asumiera su responsabilidad e impulse la constitución de un marco de diálogo y negociación estable y periódico con los empresarios, para que las consecuencias del cierre, durante el tiempo que se tiene previsto, sean lo menos sangrientas posibles para las empresas", indicó el presidente de la CES, Antonio Galadí.

Así, el colectivo aludió a la realización por fases de las obras, la apertura al tráfico de las calles transversales, la ampliación de los turnos de trabajo o acortar el tiempo de ejecución como temas que "merecen ser tratados y que redundarán en lo que es más importante en estos momentos, la rapidez en la ejecución del proyecto".

Díaz, de su parte, respondió recordando que el plazo de obras ya se ha recortado de 18 a 12 meses, lo que provoca que los trabajos deban desarrollarse en una mayor superficie. "Estamos haciendo todo lo humanamente posible, pero no nos pueden pedir milagros", resumió.