El Ayuntamiento inaugura un edificio de oficinas en alquiler en el Parque Científico, con un 70% de ocupación

GIJÓN, 20 (EUROPA PRESS)

La alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, acompañada del director del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (Idepa), Víctor González Marroquín, y los ediles Promoción Económica e Innovación y Hacienda, José María Pérez y Santiago Martínez Argüelles, respectivamente, inauguraron hoy el nuevo edificio municipal de oficinas en régimen de alquiler, ubicado en el Parque Científico y Tecnológico (PCYT). En él hay ya ocho empresas instaladas, que suponen un 70 por ciento de ocupación.

Pérez destacó estas empresas cuentan con un centenar de empleados y dijo confiar en que en un plazo "breve" esté ocupado en su totalidad. Asimismo, recordó que en el PCYT hay ya instaladas un total de 44 empresas, que dan trabajo a 1.800 empleados y que, a 31 de diciembre de 2008, tenían un volumen de negocio de 1.038 millones de euros.

En cuanto al edificio, explicó que tiene una superficie construida de 3.600 metros cuadrados, de los que 1.500 son para el alquiler a las empresas y el resto para usos polivalentes y servicios comunes. Asimismo, la cafetería estará abierta a todo el Parque Científico y no sólo a los usuarios del edificio. El presupuesto fue de 4,1 millones de euros, de los que un millón lo puso el Principado.

Pérez recordó también que está iniciada la obra de otro edificio municipal, el primero que se hará fuera del emplazamiento propiamente del PCYT, en las inmediaciones del Intra. Allí se construirán unos 3.000 metros cuadrados nuevos.

Actualmente el Ayuntamiento está realizando las obras de acondicionamiento del Parque, que permitirá nuevas plazas de aparcamiento y una nueva salida. También recientemente se aprobó la fase de ampliación, que permitirá unas diez nuevas parcelas, con una salida hacia el hospital de Cabueñes, que posteriormente se hará con el futuro vial de Cabueñes.

Por su parte, la alcaldesa destacó que el PCYT es "un gran atractivo de la ciudad" y mostró el apoyo del Ayuntamiento para con la industria de la ciudad. También destacó el "notable" crecimiento en la facturación en este año de las empresas instaladas allí y citó el edificio que el Consistorio vendió recientemente a la Federación Asturiana de Empresarios (FADE).

Por su parte, Marroquín resaltó la vocación del Ayuntamiento de Gijón de seguir creando infraestructuras "aún en tiempos difíciles" y le ofreció su colaboración en proyectos futuros. Asimismo, reconoció que es un momento difícil y de incertidumbres aunque aseguró que la misma situación se vivió en el pasado. "Las crisis hay que pensarlas como elemento que tiene un principio y un final".

UN EDIFICIO PARA TODOS LOS USOS.

Respecto al nuevo edificio, éste está completamente adaptado para el acceso a minusválidos y cuenta con dos plazas de aparcamiento para los mismos --una en el sótano y otra en el aparcamiento exterior--.

El conjunto edificatorio adopta una planta rectangular y soluciones de diseño vanguardista, tomando la vegetación de sus alrededores como idea generadora del proyecto, difuminándose los limites de uno y otro. Varios elementos vegetales se pliegan sobre sí mismos, así la fachada Sur cuenta con un "entramado vegetal" sobre el que se sustentan lamas de vidrio.

En cuanto a la configuración del edificio, la planta sótano está dedicada al estacionamiento de vehículos, existiendo también una pequeña zona de aparcamiento exterior ligada al acceso. En el semisótano podemos encontrar los laboratorios, salas de reuniones, el comedor de personal y el grueso de las instalaciones. Éstas se situaron aquí, a fin de aprovechar al máximo la superficie dedicada a oficinas.

La mitad de la planta baja y la totalidad de las plantas primera y segunda están destinadas para oficinas. La otra mitad de la planta baja se ha destinado para las salas polivalentes, vestíbulo y zona de administración y para la cafetería. Ésta consta de cocina, almacén y aseos, así como de una entrada independiente del centro.

Las zonas de oficinas y laboratorios están provistas de sistemas independientes tanto para el suministro eléctrico, como telecomunicaciones y climatización, para una completa versatilidad y funcionalidad de la empresa ubicada, así como su independencia en instalaciones con respecto a las zonas comunes y otros espacios ocupados por otras empresas.

Por otro lado hay que destacar la configuración en cuanto a espacios de las diferentes plantas que configuran el conjunto edificatorio, teniendo como base oficinas ó laboratorios de 50 metros cuadrados, lo que permite una reconfiguración de estos espacios adaptándose a las necesidades de ocupación de cada empresa, sin afectar a las diferentes sistemáticas de funcionamiento implantadas en el edificio a nivel de instalaciones eléctricas, telecomunicaciones o climatización.