El Ayuntamiento paraliza el inicio de obra en Diego de Riaño al encontrar nueva reubicación para los empleados

Los trabajadores desempeñarán su labor hasta diciembre en un edificio de Luis Montoto dependiente de la Consejería de Salud

SEVILLA, 12 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Sevilla ha decidido paralizar el inicio de las obras necesarias para la reparación de desperfectos en el edificio municipal ubicado en la calle Diego de Riaño --que cuenta con una paralización total de su actividad laboral, según la orden de la Inspección de Trabajo, a raíz de los desperfectos detectados tras un desalojo provocado por vibraciones registradas en una obra aledaña--, al encontrar una nueva reubicación para el centenar de empleados que desempeñan su labor en este inmueble.

La construcción de Diego de Riaño se dejará finalmente clausurada, ya que los trabajadores, hasta su acomodo en el edificio Metrocentro --previsto aproximadamente para diciembre--, podrán realizar su trabajo en el edificio que albergaba la Delegación Provincial de Salud de la Junta en Sevilla, en la calle Luis Montoto, según ha anunciado el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE).

Esta solución ha sido posible tras un encuentro mantenido hoy entre la consejera de Salud, María Jesús Montero, y el delegado provincial del ramo, Francisco Javier Cuberta, con los concejales de Presidencia y Urbanismo (Alfonso Rodríguez Gómez de Celis), Conservación de Edificios Municipales (Joaquín Díaz) y Recursos Humanos (Alfonso Mir).

Hasta ayer, no obstante, la intención de la corporación local era realizar los trabajos recomendados en su último informe por la Delegación Provincial de Empleo de la Junta de Andalucía en Sevilla, para lo cual la empresa hizo en el día de ayer una inspección preliminar y procediera al acopio de material.

Dichas recomendaciones consistían en el revestimiento del pilar situado en la salida trasera, esquina con la calle José María Osborne, así como el revestimiento de los paramentos de las cornisas, capialzados, jambas y alféizares de los huecos de las ventanas; el desmontaje de la antigua barrera de acceso de vehículos del patio donde desemboca la salida de emergencia; y la instalación de elementos verticales de seguridad en las ventanas.

Según las deficiencias detectadas por la Junta, la situación "no ha cambiado sustancialmente" después de las obras acometidas para paliar las deficiencias detectadas en octubre de 2006. A pesar de la corrección y la cubrición con capa de acabado con revestimiento de placa, o el remozamiento de los paramentos interiores, dichos trabajos "sólo cambian el aspecto".

Según explicó a Europa Press el edil de Conservación de Edificios Municipales, Joaquín Díaz (PSOE), el Consistorio trabajaría en tres vías, puesto que el Ayuntamiento comenzó la búsqueda de localizaciones alternativas --vía que finalmente ha dado resultado--, mientras que el informe fue entregado a la asesoría jurídica para ver si podía ser recurrido o no.