El Banco de Alimentos de Teruel apela a la solidaridad de empresas y voluntarios para poder cubrir las demandas

TERUEL, 21 (EUROPA PRESS)

El Banco de Alimentos de Teruel, que inauguró hoy su nueva sede, a pesar de viene desarrollando su trabajo desde hace meses, apeló a la solidaridad de empresas y voluntarios para poder cubrir las necesidades existentes. Se encargará de repartir alimentos a los más necesitados, a través de organizaciones como Cáritas Diocesana.

En declaraciones a los medios de comunicación, Pedro Casas, vicepresidente de la Fundación Impulso que, forma parte del Banco de Alimentos, explicó que esta misma tarde comenzarán a repartir los alimentos que les llegan a través del Fondo de Garantías Agrarias.

Casas hizo un llamamiento a las empresas de la provincia de Teruel que dispongan de excedentes de productos alimentarios para que los donen al Banco de Alimentos. Según dijo, "nuestro fundamento es conseguir recopilar estos posibles excedentes que hay en las empresas agroalimentarias de Teruel".

También, a los particulares, aunque en este caso, señaló que "haremos cuestaciones a lo largo del año, porque será difícil que el Banco esté abierto todos los días del año".

Y es que, los ciudadanos pueden cumplir su papel como voluntarios, ayudando en el Banco de Alimentos. "Nos hacen falta muchos voluntarios, siempre", afirmó Casas, quien añadió que "sabemos que Teruel puede tener una masa amplia que da la figura de voluntarios".

Pedro Casas explicó que "si Cáritas que, es beneficiaria directa del Banco, nota un aumento de peticiones de ayuda, nosotros también lo notaremos". Además, señaló que "otros Bancos de Alimentos de España han registrado aumentos de hasta el 40 por ciento de solicitudes".