El Banco Santander pagará 235 millones de dólares a demandantes de EEUU en el caso Madoff

  • Madrid, 26 may (EFE).- El Santander ha alcanzado un acuerdo con el administrador judicial designado en el caso Madoff por el que desembolsará 235 millones de dólares (168 millones de euros) para resolver las peticiones realizadas contra los fondos de su filial Optimal afectados por el fraude,

Madrid, 26 may (EFE).- El Santander ha alcanzado un acuerdo con el administrador judicial designado en el caso Madoff por el que desembolsará 235 millones de dólares (168 millones de euros) para resolver las peticiones realizadas contra los fondos de su filial Optimal afectados por el fraude,

Así lo confirmaron hoy fuentes del banco y de Optimal, mientras que esta cantidad había sido solicitada por el administrador legal de los bienes y activos de la firma de Madoff, Irving Picard, a estos fondos en aplicación de la Ley de Protección del Inversor en Valores para los clientes del financiero.

La suma que desembolsará el Santander había sido recuperada durante los tres meses anteriores a que se conociera el fraude entre el dinero invertido por estos dos fondos de Optimal en productos de Madoff.

Los fondos gestionados por Optimal anunciaron que, según el acuerdo alcanzado, el administrador judicial reconocerá los créditos de los fondos en el procedimiento de liquidación y reduce sus pretensiones de devolución frente a los fondos por los importes reembolsados a éstos por la empresa de Madoff, a cambio de una parte de esas pretensiones.

El acuerdo establece que los créditos de los fondos frente a Madoff serán reconocidos en el procedimiento de liquidación por sus importes totales, calculados sobre la base del principal invertido y no recuperado, que ascienden a 1.540 y 9,8 millones de dólares, respectivamente.

Además, se establece que los fondos tendrán derecho a la cobertura de la Corporación para la Protección de los Inversores Bursátiles (SIPC, por sus siglas en inglés) por un importe de 500.000 dólares cada uno.

Optimal y Santander acordarán no presentar ninguna otra solicitud de reconocimiento de créditos frente a la masa (en liquidación) de la empresa de Madoff.

Picard explicó que el acuerdo asciende al 85% de lo que habría intentado conseguir de los fondos de inversión de Santander.

El acuerdo también contiene una cláusula de "tratamiento igualitario" por la que los fondos se beneficiarán de una reducción en los importes que ahora pagan si el administrador redujese pretensiones similares de devolución frente a otros inversores por debajo del 85%, de forma que se equipararían los porcentajes aplicados a los fondos con los aplicados a esos otros inversores.

El pacto debe ser aprobado por el Tribunal de Quiebras en Nueva York en una vista el próximo 16 de junio.

Se ha alcanzado tras un análisis del administrador sobre la conducta de Optimal con Madoff en el que se señala que el comportamiento del fondo no proporciona fundamento para hacer reclamaciones frente a él o frente a cualquier otra entidad del Santander (distintas a las pretensiones de devolución antes referidas).

Además contiene una renuncia por parte de Irving a todas las pretensiones de devolución y de cualquier otro tipo que pudiese tener frente a los fondos por cualquier asunto relacionado con las inversiones de los fondos en Madoff.

Esta renuncia resultará de la aplicación a las posibles reclamaciones en este caso frente a las demás sociedades de Optimal, sociedades del grupo Santander y sus inversores, administradores, agentes y empleados y establece la liberación de los fondos de cualquier posible pretensión de devolución por cualesquiera otros reembolsos obtenidos por éstos en Madoff.

El Santander ha preferido llegar a un acuerdo antes que iniciar posibles pleitos si se niega a realizar el desembolso, explicaron a EFE fuentes del mercado, que recordaron que, según la normativa estadounidense, el administrador puede reclamar a los fondos el capital desinvertido en el caso Madoff en los últimos cinco años.

Madoff se ha declarado culpable del fraude piramidal y se encuentra en prisión a la espera de una sentencia, mientras que el Santander gestionaba -a través de Optimal Strategic- fondos de clientes por 2.330 millones de euros (unos 3.000 millones de dólares) ligados a productos vinculados a la gestora del financiero, presunta responsable de un fraude de 37.400 millones de euros (50.490 millones de dólares).