El BOP de Toledo publica la modificación definitiva de la ordenanza de movilidad en la ciudad

TOLEDO, 6 (EUROPA PRESS)

El Boletín Oficial de la Provincia de Toledo (BOP) publicó hoy la aprobación definitiva de la modificación de la Ordenanza de Movilidad del Ayuntamiento de Toledo, acordada en el pasado pleno del 16 de abril, en la que se incluyen algunos cambios relativos a la regulación de la ocupación de la vía pública y al estacionamiento de caravanas, entre otros asuntos.

Uno de los motivos de esta modificación es la introducción de una mejora para permitir la instalación de terrazas en la vía frente al establecimiento que lo solicite y no necesariamente en su fachada, ya que la anterior ordenanza sólo permitía la instalación de la terraza en las aceras frente al propio local, informó el Ayuntamiento de Toledo en nota de prensa.

La ocupación de esta vía pública vendrá, en cualquier caso, precedida de un informe policial en el que se indique que no entorpece la movilidad para el peatón o la circulación y el estacionamiento de vehículos.

La otra modificación destacada en la ordenanza es la relativa a la regulación del estacionamiento de caravanas y el uso impropio del espacio público, con el fin de garantizar el uso racional y ordenado de los lugares públicos y sus elementos comunes, así como proteger la salubridad, la seguridad y el patrimonio municipal.

Entre otras cosas, se prohíbe acampar en las vías y espacios públicos, acción que incluye la instalación estable en estos espacios públicos o sus elementos o mobiliarios en ellos instalados o en tiendas de campaña, vehículos, autocaravanas o caravanas, salvo autorizaciones para lugares concretos. Tampoco está permitido dormir de día o de noche en estos espacios.

Asimismo se restringe la utilización de los bancos y los asientos públicos para usos distintos a lo que están destinados; lavarse o bañarse en fuentes, estanques o similares; lavar la ropa en fuentes, estanques, duchas o similares; efectuar conexiones clandestinas al suministro eléctrico público careciendo de autorización municipal, o a redes privadas sin la correspondiente autorización y la certificación del instalador autorizado.