El Defensor del Onubense pide a la Policía Local un "esfuerzo de formación continua" para tratar a menores

HUELVA, 30 (EUROPA PRESS)

El Defensor del Onubense, Manuel Rodríguez, ha pedido a la Policía Local de Huelva que efectúe un "esfuerzo de formación continua y específica" sobre el trato a menores y las medidas a adoptar en caso de intervención sobre estos.

Según consta en la memoria de estos primeros meses del área, consultada por Europa Press, el defensor estima "muy conveniente" que este "esfuerzo" se realice sobre la "convicción de la necesidad de un servicio de Policía Local moderno, de calidad y adaptado a las especificidades del ordenamiento jurídico vigente".

Este Defensor ha detectado cómo, con la aplicación de la 'Ley Antibotellón', han aumentado las actuaciones que la Policía Local efectúa en la vía pública sobre personas que consumen alcohol en la misma y, en muchas ocasiones, estas personas son menores. "Dadas las especiales características del colectivo de menores y del marco de protección que les ampara", Rodríguez solicita esta formación a los agentes.

Por otro lado, en el área de Vivienda, el Defensor del Onubense ha detectado que "son recurrentes las visitas de ciudadanos mayores de 45 años y con rentas bajas para reclamar soluciones a sus dificultades en el acceso a viviendas sociales".

En este sentido, recuerda que está elaborando un Informe Extraordinario sobre el acceso a la vivienda social en Huelva. Y es que el área de Vivienda del Ayuntamiento es, según explicó Manuel Rodríguez, "uno de los temas más recurrentes y que más preocupan a este defensor dada la gravedad y el impacto de este sobre las familias y los ciudadanos que la reclaman".

El defensor apunta así que se debe "prestar especial atención a este problema ya que las reclamaciones y peticiones de ayuda en este sentido van a verse aumentadas exponencialmente a lo largo del año 2009, y posiblemente en los siguientes años".

Para Rodríguez, "el aumento del paro, la más que probable finalización de la percepción de subsidios y ayudas para millones de ciudadanos, agravará sin lugar a dudas este problema que ya, a día de hoy, es preocupante debido a la vinculación directa de este y la caída en la exclusión social de las familias que lo padecen".

Entre otros problemas presentados a la Oficina del Defensor, están las denuncias por los retrasos en las obras de rehabilitación de viviendas y también la adjudicación de viviendas sociales de promoción pública que quedan desocupadas. Así, considera que "sería conveniente la creación de una Comisión Municipal para la adjudicación de viviendas de segunda ocupación".

Por último, apunta en este informe que resulta "imposible dar solución al problema de vivienda desde una sola parte y es por tanto imprescindible que se den soluciones que partan del diálogo y la colaboración entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía".