El delegado de la Xunta en Ourense confía en que se archive la causa contra él porque dejó "claro" que "no hay fraude"

Martínez alega que los "promotores" son quienes deben devolver los fondos y la acusación teme que se archive por "prescripción del delito"

RIBADAVIA (OURENSE), 25 (EUROPA PRESS)

El delegado territorial de la Xunta en Ourense, Rogelio Martínez, dijo hoy que confía en que el juzgado archive la causa abierta contra él por, supuestamente, defraudar fondos públicos procedentes de la Unión Europea cuando era alcalde de la localidad ourensana de Arnoia, y aseguró haber dejado "claro" a la jueza "cómo habían sucedido las cosas" y que, por su parte, "no había fraude".

En declaraciones a los medios a la salida del Juzgado de Instrucción número 1 de Ribadavia, Rogelio Martínez aseveró que son los "promotores" los que tienen que devolver fondos del plan Leader II por acciones que no se llegaron a completar y argumentó que él acudió a la vista de hoy por una "imputación procesal". "Ahora el juez deberá ver cuál es la imputación, quiero pensar que hoy volverá a pedir el archivo, como en 2006", expresó, en relación al contencioso-administrativo iniciado ese año por estas mismas ayudas y por el que no fue juzgado.

"Intenté dejarle muy claro cómo habían sucedido las cosas y le quedó clarísimo que, por mi parte, no había fraude", manifestó a la salida de los juzgados, en donde explicó que "las obras las ejecutaron unos promotores y que, el grupo Ceivam (Centro de inversiones de desarrollo de O Val do Miño) concedió la subvención "después de comprobar las facturas, las certificaciones técnicas y el extracto bancario".

Por su parte, el abogado de la parte denunciante, Xosé Lois Brea, concluyó, tras la vista de hoy, que "se realizaron una obras que Ceivam certificó y que la Xunta y la Audiencia Nacional dicen que no fueron realizadas". En el Juzgado de Instrucción también comparecieron, hasta pasadas las 14.00 horas, el ex teniente de alcalde de Arnoia y administrador único de Ceivam, Juan Emilio Aparicio, y el ex concejal Gumersindo Álvarez, que llegaron minutos antes a la sede judicial; mientras que está pendiente la declaración de la propietaria de un taller de orfebrería.

En declaraciones a Europa Press, Xosé Lois Brea explicó que, a partir de estos hechos sobre los que determinó la audiencia, la vista "se va a jugar" en el terreno de "si el delito está prescrito o no". "Si se archiva es por prescripción del delito, lo que está claro, y lo dice la Audiencia Nacional, es que las obras fueron cobradas y no hechas", expuso.

ANTES DE LAS ELECCIONES

El delegado territorial en Ourense subrayó que este proceso se abrió poco antes de las últimas elecciones municipales y que se derivó de una inspección de la Axencia Galega de Desenvolvemento Rural (Agader), que depende de la Xunta. "No hace falta recordar que Agader estaba manejada por la misma camarilla que formula la denuncia, la misma camarilla que presentó la denuncia vino a hacer la revisión de los proyectos", aseveró en relación al BNG, que entonces dirigía la Consellería de Medio Rural.

El informe realizado, indicó Martínez, apuntó que "no había actividad", pero, al mismo tiempo, reconoce que "en el monte sí se estaba sacando biomasa", agregó. A la vista de ese documento, el Ministerio de Agricultura (ahora de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino) acordó pedir a los promotores que devolviesen las ayudas, pero "Ceivam no tiene absolutamente nada que ver", apostilló.

PROMOTORES

"Ocurre en muchas subvenciones de la Unión Europea, pero eso no es fraude", insistió, tras lo que recalcó que no metió "nada en el bolsillo", tal y como "quieren decir esos señores cuando denuncian", reprochó en referencia a los nacionalistas.

Los promotores de las obras que recibieron las ayudas que hay que devolver son Actuar, constituida en 1996 y que es una empresa mixta en la que el 50 por ciento de la representación pertenece al Ayuntamiento de Arnoia y el resto son particulares, y un taller artesanal de orfebrería. En total, son unos 33.000 euros en ayudas, por parte de la primera, y 12.000 de la segunda.

CONTINUIDAD

Asimismo, censuró que socialistas y nacionalistas quieran "hacer un juicio en paralelo" en el Parlamento autonómico y en los medios de comunicación, al tiempo que certificó que continuará al frente de la delegación. "Tengo muy claro que voy a seguir trabajando para intentar poner a andar la Xunta en Ourense", sentenció.

Así, invitó a dejar que sea la Justicia la que haga el trabajo y subrayó que "algunos que fueron condenados y procesados siguieron haciendo su labor en el Senado, en el Parlamento y en consellerías". "Sabemos todos a quien me refiero: Miguel Fidalgo Areda (senador socialista), Tareixa Paz (diputada del BNG) y a Pachi de Carballiño", en referencia al actual secretario xeral del PSdeG y ex conselleiro de Medio Ambiente.

A este respecto, el propio Fidalgo interpretó, preguntado en rueda de prensa por este asunto, que se trata de una "manía" de Rogelio Martínez, a quien le sugirió que "hay especialistas en tratar manías".