El delegado de la Xunta en Ourense recuerda que la causa reabierta contra él ya fue "archivada" y confía en la justicia

OURENSE, 6 (EUROPA PRESS)

El delegado Territorial de la Xunta en Ourense, Rogelio Martínez, mostró esta mañana su "confianza" en la justicia, después de que la Audiencia Provincial reabriese una causa contra él derivada de una denuncia presentada por el BNG por la gestión de fondos comunitarios y que --recordó-- se remonta a "hace siete años" y ya fue "archivada".

Rogelio Martínez incidió en que la propia Fiscalía "mandó que se archivara y después vino la Audiencia provincial año y medio después y dice que se finalice el asunto". "Esperamos que se remate", aseguró en relación a la reapertura del asunto, que se deriva de una supuesta malversación de fondos cuando era alcalde de Arnoia (Ourense), según publicó hoy El País.

El delegado territorial realizó estas manifestaciones en compañía del conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, en su visita a la sede de la Xunta en Ourense, en donde recordó que, en su día, "hubo unas primeras declaraciones previas, y se acordó el fin". "Supongo que, al reabrirse, habrá otras declaraciones", apostilló.

Asimismo, recalcó que "a ver si se mantiene la acusación por parte de quien la hizo", ya que "fue el BNG comarcal y los primeros denunciantes fueron expedientados y expulsados en algún caso del propio Bloque". "No sé lo que van a hacer", expresó.

Rogelio Martínez aseguró que "se hicieron unas inversiones, se justificaron" y agregó que el promotor "cobró la subvención que le correspondía y, si no fuese así, tendrán que pedirle la devolución", indicó.

El ya ex alcalde de Arnoia manifestó que la denuncia fue presentada por parte del BNG por "unas elecciones", e interpretó que "quizás eso movió a la Fiscalía y a la justicia a archivarlo en el momento".

REUNIÓN CON LOS ALCALDES

Por otro lado, Rogelio Martínez participó en una reunión con los alcaldes de la provincia de Ourense tras su nombramiento como delegado territorial de la Xunta. En su intervención, recalcó que pretende ser "correa de transmisión" de los "problemas" de Ourense para trasladarlos a la Xunta de Galicia.

En cuanto a la estructura de su ámbito de trabajo, señaló que habrá un "jefe territorial" en cada departamento da Xunta que "suplirá al delegado provincial y al secretario provincial" de las antiguas delegaciones" y serán "funcionarios que trabajarán a disposición de los ciudadanos", por lo que "el único político será el delegado territorial".