El día en que el hijo de Suárez hizo llorar a todo un país

  • Adolfo Suárez Illana no pudo contener la emoción al comunicar a los españoles el estado terminal e irreversible de su padre, figura clave de la España democrática.

  • Mirando hacia ninguna parte, informó de que ya había avisado de la situación al presidente del Gobierno y al jefe del Estado.

Cabizbajo, con lágrimas entre los ojos y con la voz rota. Así se enfrentaba este viernes el hijo de Adolfo Suárez a la rueda de prensa más dura que había convocado en su vida. El estado de salud de su padre se había agravado y los médicos apenas le daban 48 horas más de vida. Adolfo Suarez hijo tomaba aire y relataba a la prensa y a toda España que la muerte de su padre es "inminente".

Cinco minutos le han bastado para llegar a los corazones de toda España. En esos minutos todos han sentido cerca a Adolfo Suarez, como un referente político o como alguien al que admirar por todo lo que hizo por la democracia española.

Suárez se marchará en breve aunque su memoria nos abandonó hace unos años. El alzhéimer ha podido con él tras una dura batalla en la que ha dejado en el camino a su hija mayor y su mujer. Ambas fallecieron a causa del cáncer de mama.

El hijo de Suarez comunicaba a los medios, con la mirada perdida, que ya había hablado con Mariano Rajoy y con el Rey para comunicarles el estado de su padre. Durante estos tensos minutos ha estado al borde de las lágrimas en todo momento. Solo se ha roto cuando se ha marchado de la sala. Como ha destacado llevaba 11 años preparándose para este desenlace aunque para la muerte de un padre nunca hay preparación posible.