El euribor sube al 1,606% tras dieciocho sesiones consecutivas a la baja

  • Madrid, 20 may (EFE).- El euríbor subió hoy en su negociación diaria al 1,606 por ciento y rompió así con una racha de dieciocho sesiones consecutivas de subidas, pese a lo cual la media mensual del mes se mantiene en el 1,65 por ciento.

El euribor sube al 1,606% tras dieciocho sesiones consecutivas a la baja

El euribor sube al 1,606% tras dieciocho sesiones consecutivas a la baja

Madrid, 20 may (EFE).- El euríbor subió hoy en su negociación diaria al 1,606 por ciento y rompió así con una racha de dieciocho sesiones consecutivas de subidas, pese a lo cual la media mensual del mes se mantiene en el 1,65 por ciento.

A falta de siete jornadas para que concluya el mes el indicador, el más utilizado para el cálculo de préstamos hipotecarios, cerrará no obstante el mes de mayo con un nuevo mínimo histórico por debajo del anterior, del 1,771 por ciento de abril.

El repunte de hoy podría deberse, según los analistas consultados por EFE, a la certeza de que el Banco Central Europeo (BCE) mantendrá en su reunión de junio los tipos de interés en el 1 por ciento actual.

En cualquier caso, los expertos señalan que el euribor se situará a mediados de año en torno al 1,5 por ciento tras casi ocho meses de descensos, en los que ha pasado del 5,248 por ciento que alcanzó en octubre al previsible 1,6 por ciento con el que cerrará mayo.

En los últimos doce meses el euribor ha seguido una evolución paralela a los recortes de tipos de interés aprobados por el BCE y ha perdido más de tres puntos porcentuales al pasar del 4,820 por ciento de abril de 2008 al 1,606 por ciento de hoy.

La racha bajista ha reflejado tanto la evolución a la baja de los tipos de interés en la zona del euro dictada por el Banco Central Europeo (BCE) como la distensión del mercado interbancario, ya que el euribor, acrónimo de "Europe Interbank Offered Rate", es el tipo de interés al que los bancos se prestan dinero.

A los recortes de tipos el BCE añadió en su reunión de mayo medidas "no convencionales" para reactivar el mercado financiero.

La institución europea decidió entonces reducir la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos a un día en 50 puntos básicos, hasta el 1,75 por ciento, para facilitar el acceso de las entidades a la liquidez.

Así mismo, el BCE decidió prestar dinero a los bancos más tiempo, por un periodo de vencimiento máximo de doce meses, además de comprar bonos garantizados denominados en euros.

Hasta ahora, el BCE había adjudicado liquidez a los bancos comerciales de la zona del euro por un periodo máximo de seis meses, con lo que la ampliación del vencimiento la entidad facilita los créditos a los bancos a largo plazo.