El ex ministro de Sanidad Bernat Soria se reincorpora al Cabimer como investigador

HUELVA, 20 (EUROPA PRESS)

El ex ministro de Sanidad Bernat Soria se reincorporó ayer a su labor de investigador en el Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer), según admitió hoy él mismo.

En declaraciones a los periodistas en Huelva antes de pronunciar la conferencia inaugural sobre 'Investigación en Enfermería' del 'I Congreso Internacional sobre el Desarrollo Académico y Profesional de la Enfermería: Niveles competenciales y ámbito laboral' de la Universidad de Huelva, Soria apuntó que "aún hay que ver la situación administrativa, que se tiene que ir resolviendo, pero mi labor es la de investigador".

En este sentido, el también diputado socialista indicó que vuelve "a investigar porque creo que ahora me merezco una etapa de investigador, de estar en el laboratorio haciendo investigación y poca gestión, ya veremos lo que puedo aguantar sin ella porque al final te acaban liando para algo".

Por otro lado, Soria subrayó que su labor como ministro de Sanidad durante dos años le permite "volver a los laboratorios con un entrenamiento adicional" que definió como "estar dos años en el consejo de administración de una de las empresas más grandes del mundo, llamada España, es un entrenamiento único".

Así, aseguró que para "alguien que se ha pasado 25 años en un laboratorio y ahora puede poder volver a él con un training de alto nivel, es algo que te da una enorme capacidad para abordar proyectos que de otra forma quizás no te hubieras planteado".

Respecto a sus preferencias, Bernat Soria apuntó que "la gestión de la investigación me gusta" y, a la pregunta de si prefiere investigación o política, indicó que le gusta "más la investigación que la política", a pesar de que reconoció que "la política es necesaria, por lo que no quiere decir que yo no tenga ideas políticas o una forma de pensar, a la que no renuncio, pero la investigación me gusta más que la política".

Finalmente, se definió a sí mismo como "investigador científico", así como reconoció que existe "una presión muy fuerte" en torno a esta labor, "pero es comprensible porque hay tantas enfermedades incurables que necesitan de la investigación que uno entiende por qué existe esta presión".

PÚBLICO Y PRIVADO

Por otro lado, Soria apostó por la combinación entre los recursos públicos y privados a la hora de investigar porque es "la que da mejores resultados". Sobre este asunto, el ex ministro de Sanidad indicó que "hay enfermedades, como las enfermedades raras, en las que el capital privado no tiene más interés porque no hay nicho de mercado, es una enfermedad de frecuencia baja, hay pocos pacientes".

Este es uno de los ámbitos donde "no entra el capital privado y es un espacio para lo público". Sobre la labor investigadora, Soria indicó que "hay dos formas de hacerla, lo que a uno le gusta y lo que debe hacer". En este sentido, el investigador indicó que es partidario "de la segunda, ayudar a los demás y que sirva para mejorar la calidad de vida, aumente la riqueza".

En el caso de la biomedicina, Soria defendió que es "el instrumento más importante que tenemos para ayudar a patologías para las que no hay curación y en algunos casos sabemos que se trata de enfermedades que llevan a la muerte, a la muerte temprana, en algunos casos de niños, donde lo único que queda es la investigación".