El festival Etnomusic arranca este año en Valencia con ritmos africanos, flamenco, música persa e indoafgana

VALENCIA, 4 (EUROPA PRESS)

El festival de músicas del mundo Etnomusic arrancará el próximo viernes en el Museu Valencià d'Etnologia de la Diputación de Valencia, por tercer año consecutivo, con ritmos africanos, flamenco, música persa, otomana e indoafgana, según informaron hoy en un comunicado fuentes de la corporación provincial.

El grupo de música africana de fusión Kilema abrirá el ciclo musical, programado por el Museu Valencià d'Etnologia en los patios del Centre Cultural La Beneficència, el próximo viernes a las 20.00 horas. Junto a Kobena & Ko, el grupo de música y danza que actuará el 29 de mayo, Kilema mostrará la vertiente africana del festival "en un año que el Museu Valencià d'Etnologia está dedicando de forma prioritaria a las culturas del continente africano", señaló el director del Museu Valencià d'Etnologia, Joan Seguí.

El festival se completará con las actuaciones de Arrejuntaos, que ofrecerán un espectáculo de flamenco el 15 de mayo, y Barbod, que actuarán el 22 de mayo, con una curiosa oferta artística que aúna músicas persas, otomanas e indoafganas, manifestaron las mismas fuentes.

Todos los conciertos son gratuitos previa recogida de las entradas que estarán disponibles a partir de mañana en el punto de información del Museu Valencià d'Etnologia. Etnomusic es un festival de músicas del mundo con una fuerte base de música tradicional que establece un recorrido desde los sonidos más puros, interpretados con los instrumentos originales, hasta los mestizajes musicales en los que la fusión de ritmos y melodías constituyen una nueva forma expresiva al servicio de la comunicación entre las culturas.

El objetivo del festival es acercar a los ciudadanos diferentes manifestaciones musicales de las culturas del entorno en un intento de que conozcan mejor su patrimonio inmaterial. En la edición de este año participan cuatro grupos, que aportarán sonidos originarios de África, Andalucía y de las culturas persa, otomana e indoafgana.

La música de Kilema reúne un conjunto de ritmos y sonidos procedentes del cruce cultural existente en Madagascar, herederos tantos de las influencias de Asia a través del Océano Indico, como del continente africano, al que pertenece geográficamente, explicaron.

A esta gigantesca base musical se han ido sumando aportes sutiles de las músicas de los cinco continentes recorridos a través de una multitud de festivales de World Music y en los últimos años por el contacto tanto con músicos como con la propia realidad cultural de Andalucía, lugar en el que el artista vive desde el año 2000.