El Gobierno aprueba un gasto de 1,4 millones de euros para la asistencia técnica de las variantes del Eje del Ebro

Se trata de las obras de Valtierra-Arguedas, Mendavia, Lodosa y Milagro, y constituye el paso previo a la construcción de los viales

PAMPLONA, 25 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Navarra adoptó en su sesión de hoy un acuerdo por el que autoriza a la consejera de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones, Laura Alba, la licitación de la asistencia técnica para las obras de las variantes de Valtierra-Arguedas, Mendavia, Lodosa y Milagro, pertenecientes al Eje del Ebro, por un importe de 1.410.000 euros.

En concreto, se destinarán 700.000 euros a la redacción de la asistencia técnica para las variantes de Valtierra-Arguedas y de Mendavia, y 710.000 para las variantes de Lodosa y Milagro, a financiar entre los años 2009 y 2011.

La obra forma parte de las actuaciones prioritarias del Plan Navarra 2012, para el desarrollo de dotaciones e infraestructuras públicas, entre cuyos objetivos figura el de contribuir a paliar una posible fase de deceleración económica durante el período 2008-2011 y ofrecer un marco estable y de confianza al conjunto de la sociedad de Navarra, entre otros objetivos.

Actualmente, las obras se encuentran en fase de licitación, por lo que este acuerdo constituye el primer paso para la construcción de las variantes.

DESCRIPCIÓN DE LA VARIANTE

La nueva variante de Valtierra-Arquedas, para la que se ha destinado un presupuesto de 17.239.400 euros, tiene una longitud de 8,4 kilómetros, se inicia al oeste de Valtierra en el punto kilométrico 23 de la carretera NA-134, y finaliza al sur de la población de Arguedas, evitando así el paso por los núcleos urbanos de ambas poblaciones. En este tramo la intensidad media de vehículos es de 5.211 diarios, de los que 8,3 por ciento son vehículos pesados.

En cuanto al proyecto de la variante de Mendavia, cuenta con un presupuesto de 13.211.249 euros, tiene una longitud de 5,5 kilómetros y está formada por dos carriles de 3,5 metros cada uno, arcenes de 1,5 metros y bermas de 0,50 metros.

La obra consiste en el diseño de un trazado nuevo por la zona noreste de la localidad, que permitirá la conexión con la carretera NA-6310 de acceso a Lazagurría, y a la nueva Autovía de Pamplona a Logroño. La intensidad media de vehículos por este tramo es de 3.172 vehículos por día, con un porcentaje del 9,2 por ciento de pesados.

Por otro lado, la variante de Lodosa, a la que se han destinado 17.339.059 euros, consiste en la realización de un trazado nuevo por la zona norte de Lodosa, que permitirá la conexión de la carretera NA-129, Acedo-Lodosa, con la carretera NA-134, así como el ensanche y mejora de la carretera NA-6221, Lodosa-Sartaguda.

Con la construcción de esta variante se eliminan las dificultades que el paso de las carreteras NA-129, NA-134 y NA-6221 genera en la travesía de dicha localidad, que soporta una media de vehículos por día de 3.275, de los que el 10 por ciento son pesados.

Finalmente, la nueva variante de Milagro, en la que se han invertido 16.113.921 euros, contempla un nuevo trazado que discurre por los municipios de Funes y Milagro, tiene una longitud de 6.417 metros y está formado por dos carriles de 3,5 metros cada uno, arcenes de 1,5 metros, y bermas de 0,50 metros.

En este tramo la intensidad media de vehículos por día es de 2.926, con un porcentaje de pesados del 6,4 por ciento.

MARGEN IZQUIERDA DEL EBRO

La construcción de estas variantes, junto a la de Andosilla que se encuentra en construcción, contribuirán a vertebrar la margen izquierda del Ebro, beneficiando el desarrollo económico y social de toda la zona, y asimismo complementarán el eje de la margen derecha del Ebro, constituido por la AP-68 y la A-68 (antigua N-232), destacaron desde el Ejecutivo foral.

Además del impacto económico que va a suponer para la zona la ejecución de estas variantes, se va a producir una importante mejora en cuanto a seguridad y comodidad, tanto para los habitantes de las localidades afectadas, como para los usuarios de la NA-134 (un alto porcentaje del tráfico que actualmente discurre por las travesías, se desviará a las nuevas variantes).

La carretera NA-134 tiene una longitud de 95,6 kilómetros, que discurren entre el límite de provincia con Logroño y Tudela, y cuenta con una intensidad media de tráfico de 4.132 vehículos diarios, de los que un 8,9 por ciento son pesados.