El Gobierno de Aragón inicia la restauración del puente Viejo de Monzón, con una inversión de 1,1 millones de euros

MONZÓN (HUESCA), 14 (EUROPA PRESS)

El consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón, Alfonso Vicente, visitó hoy las obras recién iniciadas del Puente Viejo de Monzón, al que se destina un millón de euros, y el Area de Rehabilitación Integral (ARI) de Monzón.

Las obras del Puente Viejo de Monzón fueron adjudicadas a la empresa Damarin S.L. el 25 de septiembre de 2009 por un importe de 1.139.163 euros. La aportación del Gobierno de Aragón es de un 60 por ciento (683.558 euros) mientras que el Ayuntamiento pone el 40 por ciento restante (455.705 euros). Las obras se iniciaron el pasado 19 de enero y tienen un plazo de ejecución de 12 meses.

Respecto al Area de Rehabilitación Integral (ARI) de Monzón la componen 148 viviendas. El presupuesto de las actuaciones en rehabilitación de edificios y viviendas es de 5.714.442 euros, cuantía a la que hay que añadir 1.362.000 euros para obras de infraestructura y urbanización.

Las aportaciones, para rehabilitación, se reparten entre el Ministerio de Vivienda, que aporta 666.000 euros; el Gobierno de Aragón (1.332.000 euros); y el Ayuntamiento de Monzón (615.752 euros). La aportación de los propietarios es de 3.100.690 euros; y el Gobierno de Aragón aporta el 60 por ciento del importe de la obra.

El ARI recibió el pasado año 2008 peticiones de información de 80 vecinos; mientras que este 2009 ya han solicitado información 11 vecinos. Se han cursado 46 solicitudes de informe técnico previo, y se han realizado 27, indica el Ejecutivo aragonés en un comunicado.

El consejero Alfonso Vicente explicó que "una de las novedades del Plan de Vivienda 2009-2012 es que el propietario puede obtener un préstamo, cuya cuantía podrá alcanzar la totalidad del presupuesto de la obra, con un periodo máximo de amortización de 15 años. Si la obra se ejecuta en 2009, la subvención se incrementa en un 10 por ciento", apuntó.

En el ARI de Monzón, el Ayuntamiento subvenciona las actuaciones con un importe máximo de 30 por ciento del presupuesto protegido con un límite de 1.500 euros por vivienda, y exime el pago de las tasas por licencia urbanística, impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras y tasas por ocupación en vía pública.