El Gobierno foral aprueba el protocolo de construcción del TAV, que se prevé firmar en un plazo máximo de tres semanas

PAMPLONA, 27 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Navarra adoptó un acuerdo en su sesión de hoy en el que aprueba el texto del protocolo general que firmará en un plazo máximo de tres semanas con el Ministerio de Fomento para establecer las bases de cooperación entre ambas administraciones en la realización del corredor ferroviario de alta velocidad, Zaragoza- Pamplona.

En el protocolo se establece que la Administración de Navarra se responsabilizará de la redacción de los proyectos constructivos de plataforma de la línea de Alta Velocidad Zaragoza-Pamplona entre Castejón y la Comarca de Pamplona, hasta la nueva estación de Alta Velocidad.

Por su parte, el Ministerio de Fomento se responsabilizará de la redacción de los proyectos constructivos de plataforma de la línea de Alta Velocidad Zaragoza-Pamplona entre Zaragoza y Castejón.

Más adelante, está previsto que se firme un convenio marco con la fórmula de financiación acordada, así como una encomienda del Ministerio de Fomento al Gobierno de Navarra para que licite la parte de las obras que le compete ejecutar.

La redacción de los proyectos correspondientes al paso por Tudela se llevará a cabo una vez se acuerde entre todas las administraciones interesadas la alternativa de trazado más adecuada, previa la realización de los estudios técnicos precisos y de los trámites que sean necesarios conforme a la legislación vigente.

El protocolo recoge además que la licitación y ejecución de las obras de plataforma entre Castejón y la Comarca de Pamplona, hasta la nueva estación de Alta Velocidad, será responsabilidad de la Administración foral, que asumirá su dirección facultativa.

Mientras, corresponderá al Ministerio de Fomento la ejecución de las obras de plataforma y superestructura (vía, electrificación, señalización, subestaciones, instalaciones de sistemas de seguridad y telecomunicaciones) en los tramos entre Zaragoza y Castejón, así como las de superestructura entre Castejón y la Comarca de Pamplona, hasta la nueva estación de Alta Velocidad.

Además, el Gobierno central se compromete a realizar estudios sobre alternativas del corredor ferroviario a su paso por Tudela, hasta consensuar con el Gobierno de Navarra y las entidades locales afectadas una solución que satisfaga a todos.

El texto recoge que el Gobierno de Navarra anticipará el coste de las obras en suelo navarro y no descontará ese coste de la aportación navarra fijada por el Convenio Económico Navarra-Estado hasta dentro de dos años. Asimismo, el Gobierno de Navarra abonará el gasto financiero del préstamo preciso para esta inversión, pero la deuda pública contraída corresponderá al Estado, lo que no hipoteca la capacidad de endeudamiento de la Comunidad Foral de cara a otras futuras inversiones.

La inversión para realizar este corredor ferroviario hasta Pamplona superará los mil millones de euros y las obras constructivas serán una realidad en el primer semestre de 2011.

COMISIÓN DE SEGUIMIENTO

Con el fin de velar por el cumplimiento de lo previsto en el protocolo e impulsar la ejecución de su contenido, así como resolver las dudas que puedan derivarse de la ejecución del mismo, se constituirá una comisión de seguimiento y coordinación integrada por cuatro representantes de la Administración General del Estado y cuatro representantes de la Administración foral.

Esta comisión asumirá las funciones de velar por el cumplimiento de lo previsto en el protocolo; resolver las dudas que se generen en la interpretación y cumplimiento del mismo; establecer un programa de seguimiento de los trabajos; realizar documentos de trabajo correspondientes a las propuestas de programación de cuantas actuaciones sean precisas para la realización de los proyectos constructivos y demás actuaciones objeto de los convenios de desarrollo del protocolo; y promover la coordinación necesaria con otras administraciones y agentes intervinientes en el proceso, desarrollando cuantas acciones estimen necesarias y oportunas para la consecución de los objetivos del protocolo.