El Gobierno invertirá más de 3,2 millones de euros en la recuperación medioambiental de una ensenada en Ribadeo (Lugo)

Las obras incluirán, entre otras actuaciones, la creación de un centro de interpretación de la ría y la construcción de un paseo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino licitó las obras de recuperación medioambiental en el municipio lugués de Ribadeo de la ensenada de Villavieja y de la senda peatonal de conexión con As Aceñas por un importe de más de 3,2 millones de euros y con un plazo de finalización de 18 meses.

Según subrayó hoy en un comunicado el departamento que dirige Elena Espinosa, la actuación pretende "consolidar y conservar" los restos existentes del molino de mareas de As Aceñas, junto con la zona que lo integra, así como "valorizarlos" y "ponerlos en evidencia".

La zona donde está previsto que se ejecuten las obras recorre toda la ensenada de Villavieja y se extiende por el borde costero hasta el área de As Aceñas.

En concreto el proyecto supone la incorporación de 70.000 metros cuadrados de terrenos al dominio público marítimo-terrestre; la demolición de algunas edificaciones, como por ejemplo astilleros y fábricas; y la creación de un centro de interpretación de la ría mediante el aprovechamiento del edificio conocido como la Casa de las Algas.

CARACTERÍSTICAS

Asimismo, esta iniciativa incluye la rehabilitación del primitivo molino de mareas a fin de "poner en valor" su estructura y recuperar su funcionamiento para "el uso y disfrute" del ciudadano; la rehabilitación del antiguo molino fluvial; así como la construcción de un sendero peatonal de tres kilómetros; y la restauración de las rampas del varadero.

La intervención comenzará en la playa de Os Bloques con la pavimentación y demolición de algunas construcciones, de las cuales se aprovechará la estructura de una de ellas para edificio de servicios. Además se derribarán los bancos de hormigón que bordean la escollera.

En la zona de Villavieja las obras consistirán en la restitución del borde litoral hasta el edificio de tratamiento de algas al retirar los rellenos realizados en los últimos años y con la demolición de los muros y explanadas utilizadas en actividades actualmente en desuso. No obstante, se conservará la superficie que ocupaban los antiguos astilleros y el embarcadero.

Por su parte, el otro sector del paseo comporta la construcción de una senda que comenzará en las inmediaciones de la antigua fábrica de algas, y una pasarela de madera que discurrirá en paralelo a la carretera de Vegadeo.