El Govern estudia usar las bibliotecas escolares de pueblos pequeños como librerías públicas

BARCELONA, 20 (EUROPA PRESS)

Las consellerias de Educación y Cultura y Medios de Comunicación de la Generalitat estudian convertir las bibliotecas escolares de pueblos con menos de 5.000 habitantes en bibliotecas públicas, con el fin de optimizar los recursos del Govern y fomentar la lectura en los pequeños municipios.

En rueda de prensa, el conseller de Cultura y Medios de Comunicación, Joan Manuel Tresserras, explicó que ambos departamentos están "acabando de concretar", a partir de un programa piloto, la financiación de la apertura de las bibliotecas escolares más allá del horario lectivo y la incorporación de un fondo adicional a estos centros.

"Supone un ahorro inmediato y el aprovechamiento de una infraestructura disponible", explicó Tresserras, quien concretó que se trata de hacer "economías de escala". Una solución posible, será habilitar una entrada adicional a la biblioteca --que no suponga el paso por el interior del colegio-- para facilitar el acceso en horario no escolar.

Además, el conseller de Educación, Ernest Maragall, remarcó la necesidad de "profesionalizar" estas bibliotecas, con personal que las gestione, siempre y cuando estén de acuerdo las escuelas y los consistorios.

Tresserras explicó que el Govern está intentando implantar bibliotecas en todo el territorio, y concretó que la legislación prevé que haya bibliotecas en todos los municipios de más de 5.000 habitantes.

Sin embargo, no quiso concretar ningún municipio que podría acatar esta medida en los próximos meses. Maragall, apuntó que esta modalidad de biblioteca ya se da en algunas poblaciones como "simbiosis, en la que la escuela es la sede cultural de los pueblos".