El Grupo de Óptica Atmosférica de la UVA desarrolla un proyecto de cooperación con el Instituto de Meteorología de Cuba

VALLADOLID, 11 (EUROPA PRESS)

El Grupo de Óptica Atmosférica (GOA) de la Universidad de Valladolid desarrolla desde el año 2007 un proyecto de cooperación científica con el prestigioso Instituto de Meteorología de Camagüey en Cuba, "uno de los más destacados de la zona del Caribe, que se ha afianzado con la última visita en marzo de 2009 del director del GOA, Ángel de Frutos, a la isla", según informaron a Europa Press fuentes de la institución universitaria.

En concreto y según precisaron las mismas fuentes, con este segundo convenio específico se ampliarán las investigaciones de los servicios meteorológicos para optimizar los pronósticos en la zona.

Ángel de Frutos Baraja, firmó a finales de marzo, en representación del rector de la Universidad de Valladolid, un acuerdo con objeto de aprovechar el instrumental que tiene el propio Instituto de Meteorología, ubicado en la región cubana de Camagüey. Se trató de un acuerdo específico enmarcado en el convenio de colaboración rubricado entre el grupo y el instituto cubano en noviembre de 2007, que inició una cooperación científica entre ambos organismos. "La importancia de esta colaboración no es aleatoria, ya que el trabajo de los investigadores de la UVA con los cubanos es de gran importancia, dado que los datos que se extraen en la estación son utilizados por la NASA", precisaron las mismas fuentes.

Según explicó Ángel de Frutos, "nosotros tenemos medios materiales pero carecemos de científicos, mientras que en Cuba existe un gran número de científicos muy bien formados pero no tienen recursos". Con esta premisa, el investigador de la UVA quiere dejar claro el verdadero propósito de esta iniciativa, enmarcada en la línea de cooperación científica con otros países.

La firma de este segundo acuerdo permitirá combinar las mediciones del radar meteorológico y del fotómetro solar, donado este último por la UVA. Además, la UVA cooperará en la recuperación de uno de los radares de fabricación soviética que tienen en la estación de Camagüey. "Todo ello con objeto de estudiar el efecto de los aerosoles (partículas sólidas y líquidas) en la radiación solar", añadieron las mismas fuentes.

La Universidad de Valladolid aclaró que este convenio no consiste en una donación sino en recuperar el instrumental Lidar del Centro de Meteorología de Camagüey, que toma su nombre de los instrumentos Lidar, radares de fabricación soviética utilizados para el estudio de los aerosoles en la atmósfera, y que se encuentra inactivo desde hace diez años, aunque la parte óptica se encuentra muy bien conservada y cuidada.

Con el primer convenio se instaló en la base de Camagüey un Impactador en cascada y un fotómetro solar CIMEL, ambos propiedad de la GOA.

El primero recoge partículas de la atmósfera y las clasifica por tamaño para obtener el índice de contaminación y sus efectos sobre la salud; mientras que el segundo es un fotómetro de la Red Rima (Red Ibérica de Fotometría de Aerosoles), que lidera la NASA y está coordinada por el grupo de la UVA, que mide la radiación solar en superficie a diferentes longitudes de onda en las que los aerosoles interactúan con ella. La donación fue materializada tras el convenio firmado en 2007, dirigido al estudio de las propiedades ópticas de los aerosoles.