El Hospital de Poniente arrastra desequilibrios presupuestarios desde 1998, según la Cámara de Cuentas

ALMERÍA, 9 (EUROPA PRESS)

El Hospital de Poniente de El Ejido (Almería) arrastra desequilibrios presupuestarios desde 1998, los cuales consiguieron compensarse en el año 2004 en un 33 por ciento de forma que, en el ejercicio de 2005 aún mostraba un saldo negativo de 5,46 millones de euros que se financian desde la Junta de Andalucía con transferencias o subvenciones de explotación así como con transferencias de capital.

Según el informe de la Cámara de Cuentas de Andalucía sobre la Empresa Pública Hospital de Poniente de Almería, al que tuvo acceso Europa Press, a 31 de diciembre de 2005 la empresa pública mantenía un fondo de maniobra negativo de 3,99 millones de euros que se desprende del activo circulante por 16.423.000 euros frente a unas deudas a corto plazo de 20.431.000 euros, con lo que "la continuidad y el futuro de la actividad hospitalaria dependerá de la cuantía de las transferencias de la Junta, las cuales tendrán que permitir cubrir los gastos de funcionamiento y compensar el déficit acumulado", según el informe.

En este sentido, entre los deudores que destaca el informe al cierre de 2005, la empresa pública mantiene un importe pendiente de cobro de 15,4 millones de euros, un montante constituido en un 94,5 por ciento por saldos pendientes de la Administración Pública --Junta de Andalucía y el SAS-- mientras que el resto tiene su origen en los clientes por prestación de servicios, un 5,4 por ciento.

Aspectos como el retraso hasta 2006 de la aprobación del II Convenio Colectivo que abarca el periodo 2005-2008 y la escasez de personal facultativo en radiología y cirugía así como la apertura y puesta en funcionamiento del Chare 'El Toyo' y de la especialidad de resonancia magnética en el mismo centro --enmarcado en la empresa pública--, obligó a destinar un importe de 3,88 millones de euros.

El importe, que posteriormente tuvo una aportación levemente superior hasta los 3,93 millones de euros durante 2006 y 2007, se realizó en concepto de "actividad complementaria", un aspecto de "carácter voluntario a requerimiento de la gerencia y dirección" de la sociedad, según la Cámara de Cuentas. La diferencia, se abonó como gasto extraordinario de 2006.