El Laboratorio Municipal de León recibe la certificación de calidad ISO 9001

LEÓN, 18 (EUROPA PRESS)

El Laboratorio Municipal de León recibió hoy la certificación que acredita que se ajusta a los criterios de la norma ISO 9001:2000 de calidad, unas distinción concedida por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) que permite darle un "plus de calidad" a las instalaciones, donde se realiza una "importante labor" en el análisis de aguas, así como de vigilancia y control de la red atmosférica del término municipal.

Para la edil de Consumo del Ayuntamiento de León, María Rodríguez, la obtención de este reconocimiento permitirá "mejorar" la calidad del servicio y garantizar las mejores condiciones a los consumidores e usuarios.

La distinción permite al Laboratorio Municipal certificar que cumple con todos los criterios que exige esta normativa en sus labores de vigilancia y control del análisis de aguas, tanto las de consumo humano como la de las piscinas municipales, de manera que, de forma periódica, las instalaciones se someterán a una auditoría externa de control de calidad y que vigilará que se cumplen todas las exigencias, según informó el Ayuntamiento de León en una nota recogida por Europa Press.

Al respecto, precisó que desde el año 1926 los laboratorios dependientes del Ayuntamiento de León realizan las funciones de control de aguas de diversa procedencia en las instalaciones del Laboratorio Municipal como las actuaciones realizadas por el laboratorio del agua de Nistal tras la "polémica" con el arsénico.

"Se analizan y controlan la red de abastecimiento público, las aguas de los pozos particulares a petición de los usuarios, así como las aguas procedentes de filtraciones, potabilizadores o de las piscinas municipales", reiteró.

INSPECCIÓN SANITARIA

Además, el Laboratorio Municipal se encarga de efectuar la inspección higiénico-sanitaria de todos los establecimientos que pretenden abrir al público. Bares, restaurantes y establecimientos de hostelería necesitan el certificado del laboratorio para obtener la licencia de apertura.

Otra de las funciones del laboratorio es el análisis de alimentos mediante varios tipos de controles químicos y microbiológicos, con el objetivo de detectar posibles adulteraciones o fraudes, una labor que permite detectar determinados aditivos o componentes tóxicos.

Según explicó María Rodríguez, el laboratorio trabaja en colaboración con la Oficina Municipal de Información (OMIC) y realiza análisis en el caso de que exista alguna denuncia presentada por particulares.

Además, el equipo de Gobierno pretende desarrollar otro tipo de funciones e iniciativas en los laboratorios en el futuro para ampliar sus servicios mediante colaboraciones con la Concejalía de Policía para la realización de campañas de análisis de bebidas alcohólicas.