El MARM destina 1,5 millones de euros al centro de Quintos de Mora (Toledo) para tratamientos selvícolas

TOLEDO, 7 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino ha puesto en marcha la realización de tratamientos selvícolas en la zona de los pozos y en el pinar de las navas en el centro de Quintos de Mora, en Los Yébenes (Toledo), una actuación que contará con un presupuesto de 1.499.999 euros con cargo al Fondo Especial del Estado para la Dinamización de la Economía y el Empleo.

Esta actividad ha creado 45 puestos de trabajo para la realización de actuaciones sobre los pinares en unas 392,38 hectáreas que incluyen los cantones, según informó en nota de prensa el Ministerio.

La zona tiene una densidad media de 130 pies/hectáreas de Pinus pinea y se propone un aclareo para obtener una densidad de 80 pies/hectáreas, lo que disminuirá el riesgo de incendios, y simultáneamente permitirá obtener una renta por el incremento de la producción de piña por su puesta en luz. También potenciará la regeneración del monte mediterráneo al disminuir la competencia.

Se está procediendo a la preparación de la madera mediante el desramado y tronzado. La madera se coloca en el suelo para su posterior aprovechamiento y los productos resultantes se amontonarán en zonas adecuadas para su posterior eliminación mediante quema controlada.

Los árboles resultantes se podarán, realzándolos y abriéndoles la copa para estimular la fructificación, trabajo que ya se hizo en este monte con resultados muy satisfactorios.

Precisamente el pasado 18 de febrero, el entonces ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, reconoció haber cazado en ese centro propiedad de Patrimonio Nacional, en la que la normativa de Castilla-La Mancha, de acuerdo a la orden de 14/01/2009 de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural, impide cazar, excepto si el titular, que en este caso es Patrimonio del Estado, expide una invitación. Entonces, Medio Ambiente contestó que "no se necesita ninguna invitación para cazar en una finca de Patrimonio del Estado", mientras que la Real Federación de Caza aseguró que en ella está "prohibido cazar desde hace años".