El MARM termina las obras de emergencia en los barrancos de Quisi y Pou Roig en Calp

ALICANTE, 21 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), a través de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), ha terminado las obras de emergencia para la reparación de los daños causados por lluvias extraordinarias, en los barrancos de Quisi y Pou Roig, ubicados en Calp (Alicante), para las que se ha destinado siete millones de euros, según informó hoy en un comunicado el MARM.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Juan José Moragues, y el alcalde de Calp, Josep Joaquim Tur, inauguraron hoy la obra principal y asistieron a la apertura oficial de la calle de la Niña. En las lluvias de octubre de 2007 se produjeron daños en cauces y poblaciones que motivaron la adopción de medidas urgentes por parte del Gobierno de España, que dictó el Real Decreto Ley 10/2007.

En Calp quedaron anegadas numerosas avenidas, calles, plazas, complejos deportivos, fincas y garajes particulares. Estos daños fueron ocasionados por el paso torrencial del agua de los barrancos de Quisi y Pou Roig.

La obra de emergencia, que ha sido ejecutada por las empresas CLEOP, TRAFISA, COMSA y la asistencia técnica Paymacotas, tuvo como objetivo duplicar la capacidad de desagüe del cauce en un tramo de 353 metros lineales desde la confluencia de los barrancos de Quisi y Pou Roig hasta la desembocadura en el mar. Para ello, se ha construido un nuevo cauce por debajo de la calle de la Niña, paralelo al existente, que amplía en 35 metros cúbicos por segundo la capacidad de desagüe.

Una vez ejecutada la obra principal, se acometerán los trabajos de remate en la zona de confluencia del barranco de Quisi y Pou Roig, tal y como se desprende de las conclusiones de los ensayos en modelo reducido realizados por el Centro de Estudios Hidrográficos del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX).

Esta obra de remate prevé la ejecución de un muro de protección en la margen derecha del barranco de Pou Roig, y un recrecimiento y alargamiento del muro existente en la margen izquierda del barranco de Quisi. Ambas actuaciones contribuirán a controlar los desagües en caso de avenidas.