El nuevo sistema de iluminación de la Basílica de Santa María de Pontevedra permitirá reducir un 20% el consumo energético

La ciudad acoge hasta el 30 de este mes el 35º Simposio Nacional de Alumbrado

PONTEVEDRA, 27 (EUROPA PRESS)

El nuevo sistema de iluminación exterior de la Basílica de Santa María la Mayor de Pontevedra permitirá reducir en al menos un 20 por ciento el nivel de potencia que tenían los proyectores antiguos, según los técnicos que trabajan en este proyecto. Este sistema, que actualmente se encuentra en fase de pruebas, podrá entrar en funcionamiento a finales de julio para su inauguración a principios del mes siguiente.

Alfred Sá, uno de los responsables de la empresa responsable de los trabajos, presentó el proyecto en el 35º Simposio Nacional de Alumbrado que se celebra hasta el 30 de este mes en Pontevedra. La nueva iluminación de la Basílica, con un presupuesto de 500.000 euros, está enfocada a "evitar la contaminación lumínica" y mejorar el aspecto del monumento que, con los anteriores focos y proyectores, "deslumbraba" la percepción de los visitantes.

Así, de los 50 kilovatios de potencia que se gastaban con el sistema antiguo, los técnicos pretenden no superar los 10 kilovatios con las nuevas aplicaciones. Para ello, utilizarán proyectores de baja o media potencia que aportarán una luz "neutra" al conjunto, mientras que para destacar elementos arquitectónicos específicos, como la fachada, la torre, el campanario, los contrafuertes, las cresterías o las estatuas, aplicarán una luz "cálida".

EFICIENCIA ENERGÉTICA

En el programa de ponencias participan empresas de toda España, con proyectos que abordan conceptos como la telegestión del alumbrado público, la iluminación ornamental de los recursos patrimoniales, los sistemas de descontaminación lumínica y diversas tecnologías de eficiencia energética. El presidente del Comité Español de Iluminación (CEI), Fernando Ibáñez, apuesta porque "se mejore la instalación de las ciudades para que su explotación sea más barata y su mantenimiento sea sostenible".

En declaraciones a Europa Press, Ibáñez explicó que el reto para las empresas del sector está en "llegar al 30 por ciento de ahorro en las instalaciones". Desde la entrada en vigor, el pasado 1 de abril, de una nueva normativa en materia de iluminación, el presidente del CEI confía en que España "sea cada vez más capaz de acercarse al Protocolo de Kyoto, que se cumple perfectamente".

Precisamente, Fernando Ibáñez se refirió a Pontevedra como una de las ciudades, en el conjunto del Estado, que más destaca por su reducción del gasto energético, argumentando que "ya de forma voluntaria, desde antes de la entrada en vigor del reglamento, ha empezado a adoptar sistemas de ahorro y baja contaminación".