El Oso (Ávila) recupera el oficio tradicional del esquileo

ÁVILA, 16 (EUROPA PRESS)

La localidad abulense de El Oso, en la zona norte de la provincia, organizó hoy una jornada para recuperar la práctica del esquileo, un oficio tradicional cada vez más en desuso, ya que al cada vez menor número de rebaños se une también la mecanización de las tareas.

Con tijeras y con sumo cuidado, un pastor fue demostrando al público asistente cómo se efectuaba el esquileo, coincidiendo con la llegada de las buenas temperaturas.

"Hay que ir con cuidado para no cortar al animal", explicó Federico Gómez, quien se encargó de iniciar el esquileo. "Ahora se hace, pero con máquinas a pilas o eléctricas", señaló.

Para ello se organizó un improvisado redil en una de las calles del pueblo y ahí se limpió de lana a dos ovejas, después de una pequeña carrera detrás de los animales para atar sus patas y sujetarlas en el suelo.

Se trata de una práctica que comenzó a abandonarse hace 30 años y que, como la matanza, fue en los pueblos de la provincia una auténtica fiesta.

El objetivo es, como explicó el alcalde, Felicísimo Gil Salcedo, recuperar algunas de las actividades que se realizaban en el pueblo, para que quienes alguna vez vieron, por ejemplo, el esquileo no lo olviden y quienes nunca lo presenciaron lo conozcan.