El Plan de Acción para el Comercio fomentará nuevos canales de distribución mediante las nuevas tecnologías, entre otras

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El Plan de Acción para el Comercio, que el área de Economía y Empleo del Ayuntamiento de Madrid presentó al Consejo Local de Comercio el pasado 28 de abril, incluirá medidas como fomentar nuevos canales de distribución más eficaces y eficientes mediante el uso de nuevas tecnologías, iniciativa a la que se destinarán 900.000 euros, según informó hoy el delegado de Economía y Empleo, Miguel Ángel Villanueva, durante la comisión ordinaria de su área.

Además de esta iniciativa, también buscará fortalecer los instrumentos de formación para hacer más competitivo al pequeño comercio de la ciudad, fin al que se destinarán 1,7 millones de euros, que se sumarán a los 600.000 euros para posicionar Madrid como destino de compras, una "línea prioritaria del Plan por su repercusión", incidió el edil.

Por otra parte, se impulsará la dinamización de la actividad comercial de los barrios con tres planes para los mercados de Ibiza, Narváez, Latina y Moratalaz, "al margen de lo invertido hasta la fecha y como ejemplo de la extensión de las acciones municipales a todos los distritos, y no sólo a la almendra central", continuó el delegado, añadiendo que esta línea de actuación recibirá 11,6 millones de euros de presupuesto.

Por otra parte, se invertirán 1,5 millones a fortalecer el tejido asociativo, dando continuidad a las líneas de subvenciones que, de forma excepcional, tiene el Ayuntamiento y que han recibido una "excelente" acogida entre las asociaciones profesionales. Para la mejora de la red de mercados se reservarán 4,8 millones de euros.

Según Villanueva, este Plan fue "muy bien acogido por todos los miembros del Consejo, y quedó abierto a cuantos comentarios, sugerencias y aportaciones quieran realizar las áreas de Gobierno o las organizaciones representadas".

ADAPTARSE A LA REALIDAD

"Con este Plan intentamos adaptar y apoyar al pequeño comercio a la realidad de hoy", explicó el delegado, subrayando que ésta es una de las principales prioridades de su Concejalía y del Ejecutivo local en general, algo que se plasma en que "pocos gobiernos, ningún ayuntamiento en España, ha invertido tanto en el apoyo al sector" y subrayando que "todo el dinero que este Consistorio ha destinado al pequeño comercio ha ido al pequeño comercio, porque no se ha destinado ni un euro a las grandes superficies".

"Y no porque no creamos que tiene que haberlas, creemos en la libertad del mercado y en que es bueno para el consumidor que haya grandes superficies y pequeño comercio, pero éste vertebra la vida de los barrios y hace ciudad, por eso las ayudas eran para ellos", matizó, añadiendo que, además de lo que hacen su área y el resto, la de Obras y Espacios Públicos ha destinado "más de 150 millones de euros en mejorar los ejes comerciales de la ciudad".

"Eso no se lo cree ni usted", replicó la edil socialista Isabel Vilallonga, añadiendo que, si fuera así, sería porque "está abierta la Concejalía de los Milagros".

FIN DE LA LIBERALIZACIÓN HORARIA

La concejala del PSOE continuó criticando que se haya tardado "seis meses en constituir el Consejo desde su aprobación por unanimidad en el Pleno municipal, así como que el Plan no se haya calificado de 'urgente' dados los "datos de un sector que, lamentablemente, está en muy mala situación". El responsable de Economía le respondió que el Consejo no se ha podido constituir antes porque "la última designación del representante de una importante asociación que forma parte del mismo se comunicó el 3 de abril".

"Creemos que es un plan indispensable. El sector, que era muy vulnerable tras la crisis (de principios de siglo), ha adquirido nuevas vulnerabilidades con la crisis económica actual, y hay que hacer un cambio de óptica porque la política realizada hasta ahora es equivocada", continuó la concejala, añadiendo que "el empleo en el comercio de las medianas y grandes superficies ha caído un 7,4 por ciento mientras que el del pequeño comercio sólo ha disminuido un 2,4 por ciento".

Según ella, esto es así porque "se trata de un proyecto vital detrás, y aunque están cayendo chuzos de punta en todo el comercio, los autónomos o pequeños comerciantes ahora se van a beneficiar de medidas fiscales nacionales y lo soportan mejor", si bien por ello "no hay que privilegiar a las medianas superficies con medidas desleales".

Así, pidió al Ejecutivo local "un Plan de Comercio que involucre al resto de administraciones para que pueda ser modelo y ejemplo para otras ciudades". "Porque lo que es evidente es que con la crisis han caído muchas cosas, y también el discurso desregulador --no el liberal, que no lo suscribimos pero que aceptamos porque está dentro de la dinámica política--, porque ya no se sostiene. Y lo mismo que los tres grupos votamos esta proposición en noviembre, podemos crear un plan negociado de más aliento", añadió.

Sin embargo, Villanueva le recordó que "las directivas comunitarias van claramente en la dirección (de la desregularización) y que el comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, siempre ha hecho declaraciones "muy rotundas sobre la liberalización de mercados". "Y si lo dice él, que es socialista, comisario y además fue ministro, no puede ser sospechosos de 'neocon', así que creo que por ahí es por donde van a ir los tiros, no en esta ciudad o región, sino en toda Europa", zanjó, evitando así meterse en polémicas sobre la decisión de la Comunidad de Madrid de liberalizar los horarios comerciales en toda la región.