El PP considera que la ley se aplica en Extremadura "con desamparo y negligencia política"

BADAJOZ, 8 (EUROPA PRESS)

La diputada regional del PP y portavoz de Dependencia del Grupo Popular en la Asamblea de Extremadura, Cristina Herrera, afirmó hoy que la Ley de Dependencia se aplica en la región con "desamparo" hacia los demandantes de las ayudas comprometidas y con "negligencia política".

Herrera declaró en rueda de prensa, ofrecida en la sede del partido en Badajoz, que los extremeños que requieren las ayudas económicas y de asistencia comprometidas en la citada ley sufren "desatención social" con retrasos en la baremación del nivel de dependencia de sus familiares, retrasos en las resoluciones por parte de la Junta de Extremadura y en el tiempo en el que se inicia el pago de la ayuda concedida que se da en un plazo "mayor al prescrito" legalmente, aseguró.

La diputada del PP añadió a este respecto que "si no hay dinero" para hacer frente a estos pagos que la Junta de Extremadura se "endeude", ya que, en su opinión, la sociedad extremeña si va a entender que lo haga con este motivo y no para "pagar propagando y publicidad o comprar Lexus".

Como datos concretos, Cristina Herrera ofreció los que desde la Junta de Extremadura le facilitaron a una pregunta por escrito que ella misma hizo en su calidad de diputada en la Asamblea de Extremadura sobre las personas en lista de espera para acceder a esas ayudas.

Concretamente, desglosó que en la provincia de Badajoz hay 1.780 personas en tramitación de expedientes de lista general; 315 en lista de espera o reserva y más de 3.000 pendientes de recibir la ayuda a domicilio, además de "cerca de 500 usuarios que han fallecido sin llegar a recibir" las prestaciones comprometidas.

En el caso de la provincia cacereña son 1.798 las personas dentro de las listas de expediente general; 273 las que están en reserva y cerca de 2.500 las que esperan contar con ayuda a domicilio.

Por estos motivos, reclamó a la Junta de Extremadura "más agilidad" para resolver los expedientes y la baremación del nivel de dependencia y "más información" para las familias que solicitan las ayudas comprendidas en la Ley de Dependencia.

CASOS PERSONALES

Junto a Cristina Herrera estuvieron presentes en la rueda de prensa dos de las afectadas por los retrasos en la aplicación de la Ley de Dependencia, quienes explicaron a los medios de comunicación sus casos personales.

Así, Mercedes Cruz, de 56 años, contó que lleva ocupándose personalmente de su marido, enfermo de al que cuida personalmente desde hace ocho años teniendo incluso que dejar su trabajo como visitadora médica.

Esta afectada relató que solicitó las ayudas en diciembre de 2007 y que un año después le comunicaron que se le había concedido una ayuda de 506 euros que hasta la fecha no ha percibido, cuando, dijo, está "ahorrando al Gobierno el pago de una residencia" en la que se ocuparan de su marido pues lo hace ella misma.

Para Mercedes Cruz los "políticos de la izquierda dicen que la Ley funciona y es mentira".

Por su parte, María del Valle Hidalgo explicó que su madre sufrió un derrame cerebral hace 13 años que con el paso del tiempo le acarreó "estar como un vegetal", motivo por el que en noviembre de 2007 se solicitó ayuda para poder atenderla.

Hidalgo señaló que la familia solicitó el ingreso de la madre en una residencia de ancianos que finalmente, y ante la falta de ayudas públicas, debió ser ingresada en una residencia privada en la que falleció hace dos semanas sin recibir prestación alguna derivada de la Ley de Dependencia.