El PP exige al Gobierno la ampliación del 'Plan Renove'

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El PP pidió hoy al Gobierno "un plan urgente" para el turismo, que permita poner freno a la "difícil situación" que atraviesa el sector, entre ellas el aumento hasta los 5.000 millones del 'Plan Renove', y reiteró su ofrecimiento para alcanzar un Pacto de Estado en materia turística.

En esta línea, propuso que se amplíe el periodo de amortización de la línea ICO para la modernización de las infraestructuras turísticas de 15 a 20 años.

Asimismo, reclamó mejoras de infraestructuras, una rebaja del Impuesto de Sociedades del 20%, la reducción de las tasas aeroportuarias al 50% y que se aceleren las actuaciones del 'Plan Horizonte 2020' para hacer frente a la crisis, así como una mayor coordinación entre las diferentes admnistraciones públicas.

Además, pidió el aumento de las campañas de promoción al exterior, una Ley de unidad de mercado, y que se recuperen los incentivos fiscales al I+D+i, además de una reducción de las cuotas a la seguridad social.

Desde el PP se advirtió de que el Producto Interior Bruto (PIB) turístico podría descender "drásticamente", por el impacto de la crisis, después de cerrar 2008 con una caída del 1,6%.

La presidenta de la Comisión Nacional de Turismo del PP, María Salom, aseguró que el turismo "no ha sido inmune" a la crisis, que "ha hecho mella, algo más tardíamente, aunque en mayor medida que en otros sectores".

Salom recordó que la recesión en los países emisores del turismo a España y el tipo de cambio del euro, fundamentalmente por el encarecimiento del 20% frente a la libra, "juegan en contra" de la evolución del sector en 2009.

"Los datos son los datos, estamos perdiendo turistas, bajan las pernoctaciones, baja la rentabilidad empresarial, y en definitiva, todo baja", lamentó.

Ante este "panorama incierto", Salom insistió en la conveniencia de un Pacto de Estado en materia turística, que ayude a paliar este descenso, ya que las previsiones no hacen sino generar "preocupación y desconfianza" hacia el sector.

"Este 2009 debería ser el año de la transición en el que se tomen medidas extraordinarias que permitan reconvertir y reinventar el modelo turístico para poder salir de la crisis en una posición más competitiva", concluyó Salom.