El PP revela que reformar la "sede fantasma" de Sogama costó "más de 530.000 euros" y critica el "despilfarro" del PSdeG

Estará "atento" para saber a quién se adjudicó la obra y cree que Vázquez no debió asumir la secretaría xeral por su "trayectoria"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 (EUROPA PRESS)

El portavoz del PPdeG, Antonio Rodríguez Miranda, reveló hoy que la reforma de la "sede fantasma" de Sogama en Santiago costó "casi 90 millones de pesetas", es decir, un total de 531.425 euros, por lo que reprobó el "gusto por el despilfarro" del secretario xeral del PSdeG y ex conselleiro de Medio Ambiente, Manuel Vázquez.

En rueda de prensa en Santiago, el popular recordó que el citado local, que "nunca se llegó a usar", tiene un tamaño "sensiblemente inferior" al de las instalaciones de Cerceda (A Coruña) y supuso un desembolso de 1,6 millones de euros. "Se trata de un nuevo caso de fastos e irregularidades a los que nos tenía acostumbrados el bipartito", censuró.

Concretamente, reveló gastos en sillas de un valor superior a los 1.000 euros y en armarios por "más de 2.900 euros" para ironizar con la "profunda preocupación" que, a su juicio, debe tener el sector del mobiliario de "alta decoración" tras el 1 de marzo por "la pérdida de estos clientes preferentes".

"Vázquez heredó el gusto por el despilfarro de su antecesor --Emilio Pérez Touriño--, es un digno continuador de la saga de sultanatos socialistas del siglo XXI", criticó, al tiempo que tildó de "disparate" el coste de la reforma, al igual que "la política de gasto" del anterior Ejecutivo gallego.

Así, el número tres de los populares de Galicia interpretó este gasto como "un hito más" en una "secuencia" que incluye "un Audi estilo jeque árabe" --el coche oficial de Presidencia--, la reforma de la sala de consellos de la Xunta, el "diseño zen" y el "mobiliario sibarita".

CIUDADANO "ACAUDALADO"

Rodríguez Miranda continuó su intervención detallando que la sede de Sogama en la capital gallega tiene una superficie de 500 metros cuadrados, por lo que el gasto por metro cuadrado para su reforma asciende a 1.062 euros.

Extrapoló los datos a "una vivienda cualquiera" de 100 metros cuadrados para concluir que su reforma supondría "unos 100.000 euros", es decir, "unos 17 millones de pesetas". "Casi podría comprar uno nuevo", sentenció, y entendió que un ciudadano que afrontase ese gasto sería "uno muy acaudalado".

Tras esta comparación, el portavoz de los populares gallegos incidió en que la Administración "no es un ciudadano acaudalado" sino la encargada de "manejar el dinero de todos" y apeló a la Constitución española para evidenciar que su reparto "debería hacerse con rigor".

"RUBOR" Y "PREOCUPACIÓN"

Después de criticar la "tradición socialista de los últimos años" de "comprar en tiendas de postín", recomendó a Manuel Vázquez que "deje de dar ruedas de prensa para hablar de la basura de los demás" y las dedique a "explicar la basura que él mismo va generando en su camino político".

Consideró que este gasto, que supera los 500.000 en una obra de reforma, debería "poner colorado" al ex titular de Medio Ambiente, puesto que, a su juicio, causa "rubor" y "preocupación". "Salvo al que comete las tropelías", puntualizó, para apuntar que Vázquez "difícilmente se pondrá colorado". "No tuvo ningún tipo de pudor al asumir esta reforma con el dinero de todos", reprobó.

En todo caso, entendió que el socialista "no debió aceptar la responsabilidad que le impuso --el vicesecretario general del PSOE, José-- Blanco" debido a su "trayectoria". A mayores, avanzó que su partido seguirá "atento" para conocer a qué empresa se le adjudicó la citada obra de reforma.

CONSELLEIRA

A mayores, recomendó al PSdeG "informarse bien" antes de "contar todo tipo de mentiras", en relación con la presencia de la actual conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás, en el consejo de administración de Sogama que "autorizó" y "certificó" esa obra.

"No estaba presente y, en cualquier caso, sólo era una funcionaria, encargada de decir si había o no dinero para afrontar esa reforma", zanjó, y advirtió de que "la responsabilidad es de quien toma las decisiones políticas".