El PPdeG ve que Vázquez está haciendo una "maniobra política" contra Hernández para "tapar" su responsabilidad

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 (EUROPA PRESS)

El PPdeG acusa al secretario xeral del PSdeG, Manuel Vázquez, de ser el "responsable político directo" del enterramiento "irregular" de 15.000 toneladas de residuos del dragado del Puerto de Vigo en las instalaciones de Areosa (A Coruña) y tacha al líder socialista de "querer defenderse" de estas denuncias "atacando" al conselleiro de Medio Ambiente, Infraestructuras y Territorio, Agustín Hernández.

En declaraciones a los periodistas, el portavoz parlamentario del PPdeG, Manuel Ruiz Rivas, exhibió hoy dos certificados expedidos por la empresa Danigal --concesionaria de la empresa pública Sogama-- que "confirman" que en el vertedero de Areosa "se trataron toneladas de residuos altamente contaminantes" procedentes de las labores de dragado del Puerto de Vigo.

Los documentos certifican, además, que en las instalaciones coruñesas fueron depositadas 6.495,19 toneladas de material procedente del dragado.

Para Ruiz Rivas, "la credibilidad de Vázquez está por los suelos" y le pide que "se deje de hacer auténticas cartas de brujas" con el único objetivo de "tapar los errores y las ineficacias atacando a Hernández". "Quien tiene que tapar es 'Pachi'", sentenció.

"MANIOBRA POLÍTICA"

El portavoz parlamentario 'popular', considera las acusaciones del PSdeG a Hernández una "maniobra política" para "ocultar" su los entierros "tóxicos" de Sogama y exige al secretario xeral del PSdeG que "si realmente los intereses no son políticos ni partidistas" denuncie también "actuaciones similares" de las que son responsables cargos de su propio partido y del BNG en Pontevedra. "¿Por qué no denuncia al alcalde de Pontevedra?", preguntó.

En este sentido, Ruiz Rivas anunció que PPdeG va a realizar un informe sobre las "responsabilidades políticas" del BNG y del PSdeG durante sus años de gestión en la Xunta de Galicia.

El portavoz 'popular' recordó la contaminación al río Umia a raíz del incendio de la factoría química Brenntag, que "la Xunta fue incapaz de gestionar acertadamente" y que provocó la contaminación del cauce y destacó los vertidos al río Lengüelle, afluente del Tambre, que abastece de agua a 100.000 habitantes del área de Santiago de Compostela.