El presidente de Aragón pide "paciencia" porque hasta que no pasen las elecciones de Alemania no habrá solución para GM

ZARAGOZA, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, pidió hoy "paciencia" a los aragoneses porque en los próximos meses "saldrán muchas informaciones contradictorias" sobre General Motors (GM), pero no habrá una solución firme hasta que no pasen las elecciones generales de Alemania, que se celebran en septiembre.

En declaraciones a los medios de comunicación en un acto en Zaragoza, sobre la noticia de que Fiat contempla una posible reducción de la carga de trabajo en la planta de GM España, ubicada en la localidad de Figueruelas (Zaragoza), de presentarse como accionista mayoritario en la segregación de GM Europa de la matriz norteamericana, Iglesias dijo estar "muy atento a todo lo que sucede en la negociación que se desarrolla en Alemania", pero pidió "paciencia".

"Debemos tener paciencia porque durante los próximos tres meses habrá muchas reuniones y noticias pero no una solución hasta que pasen las elecciones generales de septiembre. Vamos a escuchar de todo pero debemos tener cierta paciencia y no alterarnos porque pueden salir noticias contradictorias", aseveró.

No obstante, el presidente del Gobierno de Aragón consideró que la medida anunciada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para incentivar la compra de vehículos "va a ser muy eficaz" porque supondrá un aporte de "más dinero", lo que, a su juicio, "va a reactivar mucho el sector" además de ser una propuesta "muy interesante" por ser un plan coordinado del Gobierno central, las comunidades autónomas y la industria.

Según informaron fuentes de UGT, después de la reunión sindical celebrada ayer, 13 de mayo, en la sede del sindicato alemán IG Metall en Frankfurt con la presencia de representantes de UGT y CC.OO, en estos momentos hay dos inversores industriales interesados en entrar en el accionariado de Opel, Fiat y Magna, además de otros inversores financieros, entre ellos uno norteamericano "muy solvente y realmente interesado".

De los dos inversores industriales solamente se conocen los dos proyectos presentados por Fiat, muy diferentes entre sí. En uno de ellos se reducirían hasta 18.000 empleos en Europa entre Fiat y Opel, incluyendo el cierre de diez plantas. En este plan, llamado 'Proyecto Fútbol', Figueruelas no aparece en principio como afectada.

Mientras, en el otro informe, el llamado 'Proyecto Fénix', se recortarían unos 10.000 empleos y la planta de GM España se vería afectada por una reducción muy fuerte de, aproximadamente, el cincuenta por ciento de su volumen de producción.