El presidente de FEPEMTA pide una financiación mayor que los 3.000 millones para pagar a las pymes

TALAVERA (TOLEDO), 22 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Federación Empresarial Talaverana (FEPEMTA), José Antonio Arbeloa, pidió hoy mayor financiación para pagar a las pequeñas y medianas empresas, al opinar que el aval de 3.000 millones de euros aprobado para la financiación tanto de los ayuntamientos como de las comunidades autónomas es "completamente insuficientes, a tenor de cómo están las deudas desde estas administraciones con los empresarios".

En declaraciones a Europa Press, Arbeloa explicó que este aval para hacer frente a la liquidez no puede solventar en su totalidad el dinero que se adeuda ya que tanto los ayuntamientos con un déficit de 12.000 millones de euros y los gobiernos regionales, con 7.000 suman una cifra de 19.000 millones de euros, frente a los 3.000 que se han concedido, aunque en su opinión es "un paso adelante para que de alguna manera cierren menos empresas en su conjunto".

Para el presidente de FEPEMTA, "es necesario reconsiderar la situación, del todo insostenible", por lo que abogó por que se cumpla la Ley de Plazos sin que pasen mas de 60 días para que tanto los ayuntamientos como las comunidades, paguen a los trabajadores autónomos.

"Hay que obligar al Gobierno a que se haga efectiva esta petición ya que según Bruselas, la morosidad de los entes públicos obligan a cerrar a 1 de cada 4 empresas, lo que en el cómputo general hace que 450.000 empleos se pierdan", apostilló.

Arbeloa agregó que las pequeñas y medianas empresas, "está claro que tienen problemas de liquidez, por eso hay que flexibilizar las cosas y no cerrar el grifo de manera contundente, porque de seguir así todos estamos abocados al cierre en masa, por esta falta de recursos económicos".

CAJA CASTILLA LA MANCHA

El presidente de FEPEMTA indicó por otra parte que "todo lo que está aconteciendo en torno a la situación que se ha generado en Caja Castilla La Mancha (CCM), "preocupa muchísimo y más si cabe con la posibilidad de subasta-liquidación que se baraja por parte del Banco de España".

Finalmente José Antonio Arbeloa lamentó que "nuestra Caja, pueda llegar a desaparecer de esta manera, por el tremendo agujero que al parecer existe, lo que de una forma u otra nos perjudica a todos los castellano-manchegos, aunque esperaremos acontecimientos".