El presidente de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe acusa a la Junta de inmiscuirse en su gestión

GUADALAJARA, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe (MAS), Jesús Domínguez, acusó hoy a la Junta y al presidente regional, José María Barreda, de "entrometerse" en la gestión de la citada mancomunidad con el propósito último de que sea Aguas de Castilla-La Mancha quien lleve a cabo la explotación de la misma.

En rueda de prensa, Domínguez explicó que la MAS no va a permitir las ingerencias de la Junta "y pondrá en marcha todas las actuaciones que considere oportunas, incluidas las correspondientes acciones jurídicas".

El presidente de la MAS aseguró que la firma de un convenio para construir y explotar una nueva tubería de abastecimiento llevada a cabo el pasado lunes entre el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), José María Macias, y el consejero de Ordenación del Territorio, Julián Sánchez Pingarrón, demuestra ese interés de la Junta, "porque nada tenía que ver el consejero en un proyecto que negocian el Ministerio y la MAS desde hace años".

En ese sentido, Jesús Domínguez recordó una reunión mantenida en enero con el director general del Agua de Castilla-La Mancha en la que se puso de manifiesto "con una chulería absoluta" que la Junta "hará lo que quiera en el tema de la MAS, y sino podemos así procederemos a la expropiación".

El presidente de la MAS acusó a José Maria Barreda de estar presionando "para crear un conflicto de competencias" y con la firma del mencionado proyecto, "o está en connivencia con el Ministerio del Medio Ambiente, o le ha metido un gol". En todo caso, recordó que se trata de una institución que abarca a dos comunidades autónomas diferentes y aseguró que la Comunidad de Madrid va a aceptar la ingerencia de Castilla-La Mancha.

Finalmente, Jesús Domínguez señaló que si el proyecto de la tercera tubería no lo llevan a cabo la MAS y el Ministerio de Medio Ambiente "no se aceptará" y será la Mancomunidad quien lo haga "aunque tarde más tiempo". También adelantó que han interpuesto un Interdicto contra las obras de conexión entre el pantano de Alcorlo y la plata depuradora de Mohernando que está realizando el Gobierno regional, "porque las consideramos ilegales y creemos que se está prevaricando".

La Mancomunidad de Aguas del Sorbe abastece a medio centenar de pueblos de la Vega del Henares entre Guadalajara y Madrid, entre los que se incluyen la capital alcarreña y Alcalá de Henares.