El presidente del PP canario sale de TSJC tras declarar como imputado por presunto cohecho por 'caso salmón'

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 4 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP en Canarias, José Manuel Soria, ha salido pasadas las 12.00 horas de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) donde ha comparecido por segunda vez ante la magistrada, Margarita Varona, en calidad de imputado por presunto cohecho, con el fin de "aclarar cuestiones que han quedado pendientes" en la investigación de su viaje a Noruega y Austria en agosto de 2005, acompañado por el empresario turístico ya fallecido Björn Lyng en el denominado 'caso salmón'.

El también vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno canario llegó sobre las 09.30 horas a las dependencias judiciales sonriente y en medio de una gran expectación mediática, mientras que salió también sonriente, aproximadamente, a las dos horas y media, tras prestar su declaración.

Para informar de dicha declaración como imputado por presunto cohecho por el 'caso salmón', ofrecerá una rueda de prensa en la sede del PP en Las Palmas de Gran Canaria a las 13.00 horas.

Soria, que tenía que haber declarado el pasado 24 de abril, vio como se aplazaba su testimonio hasta hoy por el gran retraso con el que transcurrieron las declaraciones a lo largo de la jornada. De esta manera, el también vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda canario acudió hoy para prestar declaración. Además, también comparecerá el músico Justus Frantz en calidad de testigo.

Por su parte, el pasado 24 de abril acudieron al Tribunal cinco personas para testificar, todas vinculadas al grupo Anfi, salvo Silvia Esther Tejera, de la agencia de viajes de El Corte Inglés. Se trató del director general de la división hotelera del grupo Anfi, José Luis Martínez; David Sánchez Garrido, de los servicios jurídicos de Anfi; la directora del Hotel Club Gran Anfi, Nieves Ginés Montesoto; y María Dolores Hidalgo, del departamento de atención al cliente de Anfi.

A su salida, Martínez y Garrido no quisieron responder a preguntas de los periodistas y se limitaron a comentar el gran número de preguntas que les habían realizado.

PRIMERA DECLARACIÓN DE SORIA

El máximo dirigente del PP en el archipiélago prestó declaración el pasado 26 de noviembre ante la Sala de lo Civil y Penal del TSJC y aportó diversos certificados de sus pagos durante su viaje a Noruega y Austria en 2005 e hizo hincapié en que las facturas del citado viaje están "justificadas documental y fehacientemente".

Así, al salir de su declaración como imputado por presunto cohecho, Soria aseguró haber acreditado "fehacientemente y documentalmente" que pagó más de 3.000 euros en su viaje invitado por el empresario ya fallecido.

Tras comparecer durante cerca de dos horas ante la magistrada de la Sala de lo Civil y Penal del TSJC, Margarita Varona, y el fiscal Anticorrupción de Las Palmas, Luis del Río, en la capital grancanaria, el consejero regional manifestó que "el PSOE debiera hacer una gran reflexión" después de este caso y afirmó que "no vale atacar ni intentar tumbar a un adversario político a través de este tipo de procedimientos".

El líder de los populares canarios se mostró convencido de que la causa "se va a archivar", al tiempo que afirmó que durante su comparecencia demostró "fehacientemente y documentalmente" que a él "no sólo nadie" le ha pagado unas vacaciones, sino que aportó los "extractos bancarios" de su cuenta corriente.

Detalló que "casualmente aquellos días" con su tarjeta de crédito tuvo gastos "nada más y nada menos que por encima de 3.000 euros entre hoteles, restaurantes, alguna compra y el viaje de vuelta".

"NUNCA ME HAN PAGADO NINGUNAS VACACIONES"

Reconoció en su día que respondió a todas las preguntas de la magistrada y del fiscal y también ha "acreditado" con todas las facturas "todas y cada una de las ocasiones" en las que ha estado en Anfi del Mar.

"No vale todo, no debe valer todo", añadió Soria, que recordó que el PSOE le "intentó tumbar ya con la denuncia del Caso Jinámar", por el que también declaró hace cuatro años en los juzgados y la causa finalmente fue archivada.

"En aquella ocasión lo hizo de manera directa el propio PSOE, ahora han utilizado al director de su diario oficial --en alusión al denunciante, el periodista Carlos Sosa-- porque no han querido hacerlo directamente", añadió el presidente del PP canario, que reiteró que "el PSOE debe hacer una seria reflexión porque en política no todo vale".

Tras comparecer, se mostró "tranquilo" porque ha "demostrado con documentos bancarios" que a él nadie le ha "pagado nunca ningunas vacaciones".

DENUNCIA RATIFICADA EN OCTUBRE

El periodista Carlos Sosa ratificó a mediados del pasado mes de octubre ante el TSJC su denuncia contra José Manuel Soria. El director del grupo de comunicación Canarias Ahora declaró entonces a Europa Press que compareció en calidad de testigo durante una hora ante la magistrada de la Sala de lo Civil y Penal del TSJC, Margarita Varona, que investiga el caso.

En su interrogatorio, apuntó a Manuel Fernández, secretario general del PP en Canarias y ex directivo de Anfi, como la persona que organizó las vacaciones de Soria y el viaje a Noruega con el empresario Björn Lyng, un mes antes de promover la declaración de interés general de Anfi Tauro en el Cabildo de Gran Canaria, que presidía entonces Soria en 2005.

La Fiscalía Anticorrupción, con Luis del Río como responsable en Las Palmas de Gran Canaria, presentó a principios de octubre un escrito en la Sala de lo Civil y Penal del TSJC en el que pedía que se investigue a Soria por el conocido como 'viaje del salmón', en el que supuestamente el líder del PP de las islas aceptó una invitación del empresario Björn Lyng para visitar Noruega, en la época en la que era presidente del Cabildo de Gran Canaria.

Según fuentes jurídicas, la denuncia recoge que el empresario noruego, por aquel entonces propietario del complejo turístico Anfi del Mar, pudo recibir un presunto trato de favor por parte del Cabildo de Gran Canaria, que, en fechas posteriores a su viaje a Noruega, emitió un informe favorable a la construcción de 3.600 camas turísticas en el complejo denominado Anfi Tauro, también propiedad por entonces de Lyng.