El PSdeG critica que la Delegación de la Xunta en Vigo responda a una estrategia de "caciques locales"

El PP de Vigo asegura que en la ciudad se podrán hacer las gestiones de todas las consellerías

VIGO, 21 (EUROPA PRESS)

El diputado autonómico del PSdeG, Abel Losada, criticó hoy en Vigo el modelo de Delegación Territorial de la Xunta viguesa --con representación de tres de las 10 consellerías-- y la atribuyó a una estrategia de "siglos" en el PP de crear "caciques locales como contrapoder a alcaldes" de diferente signo político.

En una rueda de prensa, Losada acusó al PP de hacer "propuestas demagógicas" en torno a la citada delegación territorial y de haber creado un organismo "al 30 por ciento" --en alusión a la afirmación del PP de Pontevedra, que dijo que ese organismo sólo representará a tres de las 10 consellerías--. Así, denunció la "improvisación" de los 'populares' y su "falta de modelo" en lo que se refiere a los servicios al ciudadano.

A este respecto, el socialista consideró que se creó un "conflicto innecesario" puesto que la nueva Xunta "vendió" su idea de crear una Administración más cercana a los ciudadanos como "un avance notable"; mientras que, a su juicio, los "superdelegados" quedan reducidos a "comisarios políticos".

Tras criticar este modelo de Delegación Territorial de la Xunta, Losada consideró que éstas deben tener un "objetivo administrativo" de dar servicio a los ciudadanos y, en ese sentido, reclamó que la de Vigo cuente con competencias en las 10 consellerías del Gobierno gallego, sobre lo que la Xunta, a través de un comunicado, matizó al PP de Pontevedra para reafirmar que en las cinco delegaciones territoriales se ejerce "la representación oficial" del Gobierno gallego "en su totalidad", con lo que los ciudadanos podrán efectuar sus gestiones administrativas relativas a las diez consellerías en cualquiera de estas sedes.

En todo caso, Losada rechazó que esta Administración periférica cuente con una "dimensión política" y, por tanto, afirmó que "nadie cuestiona la capitalidad de Pontevedra", en referencia a la polémica surgida en la ciudad del Lérez a raíz de la creación de la delegación viguesa.

"PERSONAJES"

El diputado socialista calificó la cuestión como un "gatopardo de pacotilla" donde "algo cambia para que todo siga igual" y aseguró que sus dos "personajes" son el presidente de la Diputación Provincial, Rafael Louzán, y la presidenta del PP en Vigo, Corina Porro.

En este sentido, pidió a Rafael Louzán que dimita, porque "sus objetivos no tienen que ver con la ciudad, sino con el control política de la provincia", mientras que exigió a la ex alcaldesa de la ciudad olívica que "defienda Vigo frente a los suyos".

Asimismo, consideró que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, "tienen que explicar con detalle este cambio" y cómo "han dinamitado por los aires" el contenido del decreto sobre las delegaciones territoriales.

PPdeG

Por su parte, el portavoz del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Vigo, José Manuel Figueroa, aseguró que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, "no ha cambiado absolutamente nada" con respecto a Vigo y aseguró que la Delegación de la Xunta tendrá todas las competencias y, por tanto, estará en igualdad de condiciones que la de Pontevedra.

Así, destacó que con el nuevo modelo el ciudadano podrá realizar sus tramitaciones administrativas en cualquiera de las delegaciones. Según precisó, la delegada de Vigo, se podrá dedicar a "resolver todos los problemas" del ciudadano que acuda.

Por ello, consideró que se ha abierto un "debate innecesario", que consideró "demagógico" y que, además, atribuyó al alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores. Así, consideró que el regidor nacionalista recurre al "localismo" porque "perdió la confianza de su pueblo", se encuentra "arrinconado" y "ve peligrar la Alcaldía".

Finalmente, recordó que no se discute la capitalidad de Pontevedra, sino que el debate del PP es el "servicio a los ciudadanos", por lo que defendió que Pontevedra "tenga lo que le corresponde" pero "sin renunciar a que Vigo tenga los mismos servicios" para todos los vecinos.