El PSdeG pide a la Xunta que "se deje de frivolidades" sobre el nombre de las escuelas infantiles y que "las abra"

Denuncia un "vaciado" de la Cámara para "domesticar" a la oposición, ya que todavía no ha comparecido "ninguno" de los conselleiros

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 (EUROPA PRESS)

La portavoz del PSdeG, Mar Barcón, solicitó hoy al Gobierno gallego que "se deje de frivolidades" sobre el nombre de las escuelas infantiles y le pidió "por favor" que "las abra", porque "las familias las necesitan".

"Que les cambie el nombre las veces que quiera", zanjó la dirigente socialista, después de que el conselleiro de Educación, Jesús Vázquez, asegurase ayer a 'Xornal de Galicia' que la denominación 'galescola' ya pasó "a los anales de la historia".

Tras insistir en que las familias gallegas "necesitan" este servicio público, tanto desde el punto de vista de la educación infantil como de la conciliación de vida laboral y familiar, Barcón criticó que estas escuelas "todavía no han abierto su plazo de matrícula" para el curso próximo a pesar de que "muchas cuentan con muebles y profesorado".

Atribuyó esta cuestión al compromiso del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de "reformularlas" y "convertirlas en un sistema de enseñanza sin ideología"; que todavía no se ha materializado. "Falta el modelo", reprobó, y lo achacó a la "improvisación" que, a su juicio, impera en el Gobierno gallego.

Así, hiló esta cuestión con el hecho de que el máximo mandatario gallego "anda de tournée dando mítines, explicando cómo se ganan unas elecciones con promesas que luego no se cumplen". En todo caso, entendió que la apertura de las escuelas infantiles "no puede esperar a que regrese de su gira".

ADMINISTRACIÓN PERIFÉRICA

Continuó la socialista criticando las actuaciones del Gobierno gallego y se centró en las delegaciones territoriales. Tras tildar el modelo de "absurdo" porque, a su juicio, "parte de una improvisación hecha para intentar escenificar una pretendida austeridad", criticó la "parálisis" que sufre la Administración periférica y evidenció que "ahora tiene el doble de trabajadores".

Además, opinó que la sociedad "desconoce" las funciones de los 'superdelegados' e ironizó con que los vigueses "no saben si tienen una superdelegada o una minidelegada", debido a que no cuenta con competencias de todas las consellerías.

En todo caso, entendió que estas figuras "sólo constituyen un contrapoder local" --"contra los alcaldes del PSOE y también contra los propios dirigentes provinciales del PP"-- y que "sólo sirven para crear enfrentamientos", en relación con la polémica territorial entre Vigo y Pontevedra.

A mayores, el portavoz parlamentario del PSdeG, Xaquín Fernández Leiceaga, quien compareció junto con Barcón, apuntó que los cambios "son meramente nominales" y que, a la estructura existente, que se mantiene, se añade otra "superior, con carácter político y sin funciones administrativas definidas".

"Sólo sirven para reforzar el poder territorial de Feijóo", censuró, al tiempo que evidenció que "costará más" mantener la actual estructura y que "funcionará peor", porque "se duplica el número de altos cargos y de puestos de libre designación".

"TOURNÉE" DE FEIJÓO

Los portavoces del PSdeG en el Parlamento y en la Executiva criticaron, también, la ausencia del presidente gallego en los últimos días de Galicia debido a su "gira".

"Mientras andaba de mítines, el superdelegado de Ourense respondía en un juzgado sobre un fraude y un periodista declaraba ante un tribunal sobre un cambio de votos que Baltar le reconoció en una entrevista", reprobó Mar Barcón.

"Al mismo tiempo, los trabajadores de Pascual, reclamaban acciones por parte de la Xunta para garantizar su empleo; y los de Caramelo, para sentarse a negociar y paralizar su expediente de regulación de empleo", denunció.

"INACCIÓN" DE LA XUNTA

Tras estas afirmaciones, criticó la "inacción" y la "parálisis permanente" de la Xunta. Como muestra, Leiceaga recordó que la Xunta aún no ha cumplido ninguna de las medidas de "alivio" fiscal comprometidas y señaló que el anuncio hecho durante la última sesión plenaria sobre la rebaja de los impuestos autonómicos que gravan la vivienda es "pura política informativa sin nada detrás".

"Lo único que aprobó el Consello de la Xunta fue un informe previo, pero no un proyecto de ley. No se inició ningún trámite, sino que se generó una noticia sin nada detrás", lamentó el portavoz socialista en la Cámara gallega. "Sin respaldo formal, ni consecuencias directas. Sólo es una noticia", apostilló.

Además, denunció que "ninguno" de los conselleiros ha comparecido "ni ante el pleno ni en comisión" para explicar "qué es lo que piensan hacer en sus respectivos departamentos". "No ya en la legislatura, sino en los próximos meses", incidió, al tiempo que recordó que su partido presentó varias iniciativas con este objetivo.

Para el diputado socialista, esta "inacción" del Gobierno gallego obedece a una estrategia de "vaciado" del Parlamento en un intento de "domesticar" a los grupos de la oposición "limitando" su capacidad de presentar iniciativas, con el objetivo de "ensalzar la figura de Feijóo". "Pero los socialistas no nos quedaremos callados", advirtió.

CRTVG

Por otra parte, ambos portavoces criticaron la decisión de Feijóo de nombrar al director xeral de la Compañía de Radio y Televisión de Galicia "sin consenso", ya que las "conversaciones" con el PP constituyeron un "simulacro" y una "negociación trampa".

Además, enmarcó esta actuación en "una estrategia de despiste" que el jefe del Ejecutivo gallego utiliza para "no decir qué modelo tendrán" los medios públicos de Galicia.

A mayores, preguntado por los periodistas sobre la precariedad existente en los medios de comunicación, el portavoz parlamentario admitió que las iniciativas de su partido se centraron más en sectores como el lácteo y el textil ante la actual crisis económica, pero garantizó que se "analizará" esta situación.

SOGAMA

Por último, la diputada del PSdeG se refirió a Sogama, una cuestión en la que, a su entender, el PP "está tocando fondo". "Es una historia de despropósitos y errores y un modelo casposo y antiguo", lamentó Barcón.

Tras las críticas de los populares sobre el "lujo" de su sede en Santiago, la socialista recordó que la actual conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás, "aprobó su compra como miembro del consejo de administración de Sogama" y "la certificó" desde su puesto como "interventora general".

En todo caso, aseguró que las oficinas de Sogama "están pagadas" y mostró sus dudas sobre si el PP puede decir lo mismo de "otras oficinas que están al lado", en referencia a la sede regional de los populares gallegos.