El PSN propone que se obligue a las Administraciones a reservar un 6% de sus contratos a centros especiales de empleo

PAMPLONA, 27 (EUROPA PRESS)

El PSN ha registrado en el Parlamento de Navarra una propuesta para obligar a las Administraciones Públicas a que garanticen una reserva del 6 por ciento de sus contratos en favor de los Centros de Inserción Laboral y de los Centros Especiales de Empleo.

En concreto, el grupo socialista propone una nueva redacción para la ley de contratos de las Administraciones Públicas de Navarra de forma que se establezca expresamente la obligatoriedad de contratar con estos centros.

Actualmente, la normativa establece que los contratos reservados no podrán superar el 20 por ciento del importe de los contratos adjudicados en el ejercicio presupuestario anterior.

Con la propuesta del PSN, la ley establecería expresamente que "el importe de los contratos reservados será de un 6 por ciento como mínimo del importe de los contratos adjudicados en el ejercicio presupuestario inmediatamente anterior".

El portavoz parlamentario del PSN, Samuel Caro, explicó en rueda de prensa que el objetivo de esta propuesta es "garantizar la estabilidad y el empleo de los Centros especiales de Empleo y de los Centros de Inserción Sociolaboral de Navarra, que están sufriendo especialmente las consecuencias de la crisis económica".

Actualmente, los Centros Especiales de Empleo dan empleo a 1.300 personas con algún tipo de discapacidad y los Centros de Inserción Sociolaboral, a 130 personas inmersas o en riesgo de exclusión social.

Caro destacó que "las personas con discapacidad constituyen un colectivo que soporta unas dificultades especiales para su incorporación al empleo, lo que exige una implicación especial de las Administraciones y de la sociedad en general".

En este sentido, el parlamentario socialista afirmó que "los poderes públicos tienen la obligación de crear y financiar las medidas e instrumentos necesarios para garantizar el derecho al trabajo de este colectivo en condiciones de igualdad".

Samuel Caro indicó que "la actual coyuntura económica está llevando a un escenario de destrucción de empleo de personas con discapacidad en Navarra que, aunque sean susceptibles de acudir a las ayudas del desempleo, serán personas que se refugiarán en casa en contradicción con la labor social que se lleva ejercitando durante años".

Además, el portavoz socialista alertó de "la situación en que quedarían personas con discapacidades por enfermedad mental grave, colectivo especialmente vulnerable a cualquier cambio sustancial en su proceso de rehabilitación e integración, y que experimentará un muy probable incremento de situaciones de descompensación".

En opinión de Samuel Caro, "la Administración foral puede paliar la situación de destrucción de empleo en este importante colectivo, manteniendo, mejorando y apoyando a estos Centros con las subvenciones actualmente en vigor pero también elaborando las medidas legislativas necesarias para el mantenimiento y mejora del empleo en estas empresas".

"Toda persona que esté en disposición de desempeñar un trabajo debe tener la posibilidad de acceder, en un plano de total igualdad y libre de toda discriminación, a un empleo adecuado y de calidad, no sólo para asegurar su subsistencia, sino por el primordial factor de integración social que representa el empleo", concluyó Samuel Caro.