El PSOE alerta del aumento de ocupación de las cuevas del Barranco del Abogado

GRANADA, 6 (EUROPA PRESS)

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Granada ha puesto hoy de manifiesto la "preocupación" y "malestar" de los vecinos del Barranco del Abogado por el aumento de 'ocupas' instalados en las cuevas del barrio.

Las quejas vecinales fueron, según el PSOE, "reiteradas" en las últimas juntas municipales de distrito "ante la pasividad municipal después de las numerosas denuncias vecinales". En este sentido, la concejala responsable de barrios del PSOE, Ana Muñoz, apuntó que estas ocupaciones ilegales, no sólo conllevan una "gran inseguridad" para las personas que invaden las cuevas, ya que están medio derruidas y en muy mal estado, "sino que se está ocasionando gran acumulación incontrolada de basura y desechos en la zona que no han sido retirados por los servicios de limpieza del Ayuntamiento".

La edil explicó que por su ubicación estas cuevas llegan hasta los aledaños del Carmen de los Mártires, y sus muros se están viendo afectados con numerosas pintadas, "por lo que se está dando una muy mala imagen a este entorno tan simbólico para la ciudad".

La situación ha llegado al punto que los propios vecinos han solicitado al edil de Mantenimiento, Vicente Aguilera, que controle una de las fuentes del barrio que es utilizada por estos 'ocupas' como espacio para sanearse. "Los residentes insisten en que se coloque un cartel de prohibido bañarse en dicho pilar situado en el Camino Nuevo del Cementerio", resaltó.

Para Muñoz, la situación es "lamentable", ya que los vecinos han alertado de este problema desde hace más de seis meses en la Junta Municipal de Distrito Centro, pidiendo que se interviniera tanto al área de Mantenimiento como una mayor presencia policial para que no se llegara a los extremos actuales, "pero como siempre, las reivindicaciones vecinales que se hacen en la Junta Municipal de Distrito caen en saco roto, y en este caso, un grano de arroz se ha convertido en una montaña, una vez más por la dejadez a la que este equipo de gobierno ya nos tiene acostumbrados con los barrios de la ciudad".

La socialista reiteró los vecinos siguen esperando una respuesta que no llega "y la única excusa que le ha dado el edil de Mantenimiento es que no hay dinero para limpiar las pintadas", por lo que Muñoz volvió a plantear a Aguilera qué actuaciones se llevan a cabo con la máquina quita grafittis que el Consistorio tiene alquilada por 30.000 euros al mes porque "parece la máquina fantasma porque nadie la ha visto".