El PSOE dice que Soria esperó el apoyo de Rivero en el Parlamento canario para "calumniar" con "cobardía" a Zapatero

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 14 (EUROPA PRESS)

El PSOE canario ha asegurado hoy que el vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias, José Manuel Soria, esperó primero a recibir el apoyo del presidente autonómico, Paulino Rivero, en el Parlamento canario antes de "calumniar" al presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento de Canarias, Santiago Pérez, consideró "una cobardía y una prueba de desesperación que Soria saliera hoy a los pasillos del Parlamento de Canarias a calumniar al presidente Zapatero porque no soporta que ayude a los canarios mientras él está ocupado en explicar sus chanchullos".

Pérez aseguró que "Soria ha esperado a que una CC maniatada cerrara filas en torno a él para escaparse de la reprobación" y calificó a Rivero de "corresponsable de amarrar a toda CC al PP canario para que apoyara al vicepresidente a regañadientes, dejando claro que CC y PP son la misma cosa y que respaldan las graves agresiones que hace Soria al Estado de Derecho".

El portavoz socialista añadió que "al presidente Zapatero le preocupan tanto los canarios que va a seguir ayudando a las islas a pesar de Soria y Rivero, y hará todo lo que esté en su mano para sacar adelante el Plan Integral para Canarias, una comunidad que está sufriendo las consecuencias de tener un Gobierno que no se preocupa por los canarios y cuyo vacío está llenando el Gobierno central".

"Además, consideramos que Ana Oramas, que ha salido estos días a defender a Soria a capa y espada, tiene un auténtico papelón agradeciendo a Zapatero su apoyo a Canarias y a la vez respaldando a Soria y a las calumnias que venía haciendo contra el Estado de Derecho y hoy contra el presidente", explicó.

Por último, comentó que "el que está aterrorizado, nervioso y asustado" es Soria, quien "ve cómo las investigaciones siguen adelante a pesar de sus intentos de desviar la atención y amedrentar y achantar a jueces, fiscales y policías sobre la base de mentiras, cada vez más disparatadas, sin ningún fundamento probatorio".