El PSPV critica que Camps "está más preocupado de sus escándalos de corrupción que de los problemas de la sanidad"

CASTELLÓN, 18 (EUROPA PRESS)

El portavoz de Sanidad del grupo parlamentario socialista en las Corts Valencianes, Ignacio Subías, criticó hoy que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, "está más preocupado de sus escándalos de corrupción que de los problemas de la sanidad pública", según informaron en un comunicado fuentes del PSPV.

Subías censuró que "con los 25 millones de euros que ha tenido que pagar la Generalitat en concepto de intereses de demora a las empresas, obligada por sentencias judiciales por no gestionar adecuadamente la Conselleria de Sanidad, se podría haber construido un hospital comarcal nuevo, diez centros de salud o haber pagar durante todo un año a 600 profesionales de la sanidad".

El representante socialista realizó estas declaraciones ante el Hospital General de Castellón, centro que visitó hoy acompañado de la responsable de Políticas Sociales de la Comissió Executiva Provincial del PSPV, Rosa Marco, y de la responsable de Sanidad del grupo municipal socialista, Sara Usó, dentro del ciclo que está realizando el partido en los centros sanitarios de la Comunitat Valenciana para conocer los problemas.

Ignacio Subías denunció, tras reunirse con la dirección del centro y posteriormente con la junta de personal, que "en la actualidad hay más de cuatro mil millones de euros en gastos comprometidos de años futuros, a los que hay que sumar 600 millones de euros de facturas en el cajón que no están reconocidas pero que los tribunales, con sentencias, están obligando a pagar con intereses de demora".

Afirmó que "aunque el problema del endeudamiento y del dinero que todavía tiene que pagar la Conselleria es grave, la situación este año es peor, ya que en el primer trimestre del año sólo se había destinado a inversiones de sanidad el 1 por ciento del presupuesto de inversiones previsto para todo el año, lo que supone apenas dos millones de los doscientos once presupuestados".

Subías consideró que esto "es un fiel reflejo de la parálisis que está atravesando la Generalitat por las causas judiciales que acechan a sus responsables institucionales", pues "Camps está más pendiente de lo que tiene que declarar ante el juez por el posible delito de cohecho al que se enfrenta, que de los problemas que puedan darse en este hospital o en los centros de salud de toda la Comunitat", dijo.

Cuando acabe esta ronda de visitas, los socialistas habrán recorrido los 22 departamentos de salud de la Comunitat Valenciana. En esta jornada estuvieron en el de Castellón, que atiende a una población de 300.000 habitantes. Subías recordó que en esta provincia faltarían entre 500 u 600 camas para estar en la media española, y denunció que sólo en el área de Castellón "hace años que se viene presupuestando el centro de salud de Almassora y el de Hermanos Vilafaña, sin que, por el momento, se hayan iniciado las obras".

También criticó que en la provincia de Castellón "un médico tiene doscientas cartillas más que la media española, lo que impide poder atender debidamente a los pacientes por falta de tiempo y provoca que muchos vayan directamente a urgencias y colapsen el servicio". "De hecho, un centro de salud en la Comunitat Valenciana atiende a una población potencial de 19.000 personas, frente a las 15.000 que hay en la media española", señaló.

GARANTIZAR RECURSOS

La responsable de estrategia del comité electoral, María José Salvador, que se unió a Subías tras la visita, destacó, por su lado, la importancia de "seguir apostando por las políticas sociales y garantizando todos los recursos económicos para una adecuada cobertura sanitaria, como siempre han hecho los gobiernos progresistas, donde las personas ha sido siempre lo primero".

Por este motivo, lamentó que el acto sectorial del PP celebrado ayer en Castellón "sólo haya servido para hablar de la honorabilidad y supuesta honradez de Camps y de Fabra, en lugar de ofrecer soluciones a los problemas que presenta la sanidad en La Comunitat".