El sector asegurador apuesta por un modelo más transparente enfocado al cliente

  • Madrid, 26 may (EFE).- Los profesionales del sector asegurador apostaron hoy por un nuevo modelo de negocio, que sea más transparente y que esté enfocado a las necesidades reales de los clientes, como una de las mejores fórmulas para salir de la crisis.

Madrid, 26 may (EFE).- Los profesionales del sector asegurador apostaron hoy por un nuevo modelo de negocio, que sea más transparente y que esté enfocado a las necesidades reales de los clientes, como una de las mejores fórmulas para salir de la crisis.

Esta es la principal conclusión que se desprende de la inauguración de la Semana del Seguro 2009, organizada por el INESE y PricewaterhouseCoopers, que se celebrará hasta el próximo jueves.

En el acto inaugural de la jornada, titulado "Foro de alta dirección aseguradora", la presidenta de la patronal UNESPA, Pilar González de Frutos, también indicó que es necesario llevar a cabo un cambio en el modelo financiero, con el objetivo de que sea "más transparente, más libre y donde el protagonista sea el cliente y sus preferencias".

En este sentido, dijo que existe un "déficit de cultura financiera", por lo que abogó por hacer un esfuerzo de transparencia y explicar a los clientes todo lo que contratan, porque, señaló, "en muchos casos no lo entienden".

Por su parte, los directores de las principales aseguradoras que operan en España coincidieron en señalar que esa remodelación debería aplicarse al sector asegurador.

Así, apostaron por un nuevo modelo de negocio que esté más orientado a las necesidades del cliente y menos a los productos.

El presidente de Mapfre Vida, Ignacio Baeza, explicó que el enfoque estratégico de ventas de la compañía "se orienta al cliente y no al producto" y destacó que los seguros deben generar "valor a los asegurados pero también a la empresa".

Baeza también subrayó que es "imprescindible" hacer una "revisión permanente" del modelo empresarial y seguir manteniendo la internacionalización de las aseguradoras.

Del mismo modo se expresó el presidente de Santander Seguros, Jorge Morán, quien apostó por la dispersión comercial y por que el sector asegurador se centre en la reducción de los riesgos del negocio.

Morán subrayó que hay que aproximarse al cliente con productos que cubran sus "verdaderas necesidades" y destacó la utilidad de la venta de servicios a través de los cajeros automáticos.

En cuanto a la situación del sector asegurador ante la crisis, el consejero delegado del Grupo AXA, Javier de Agustín, explicó que si se analizan los resultados de 2008, el sector ha demostrado ser "sólido".

No obstante, reconoció que la recesión afecta a todos y que en España el sector asegurador ha registrado una pérdida de actividad debido a una menor contratación de pólizas en el ramo del hogar y del automóvil.

Por su parte, Ignacio Carralda, presidente de Mutua Madrileña, apostó por que el seguro sea en el futuro un sector "transparente" sobre todo con el cliente.

En la conferencia de clausura de la jornada, el director general de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), Ricardo Lozano, expresó su confianza en que el estudio sobre la nueva ley de Contratos de Seguros esté terminado antes del verano.

Adelantó que también en los próximos meses se prevé crear un grupo de trabajo para actualizar el baremo de valoración de daños personales derivados de accidentes de tráfico.

Por otra parte, Lozano recordó que la Comisión Europea espera que la Directiva Solvencia II esté aprobada en 2012, aunque subrayó que se está planteando la posibilidad de desarrollar las medidas mediante un reglamento comunitario, lo que implicaría la aplicación directa de la norma sin necesidad de transposición.

"La transición implicará un importante esfuerzo en todos los niveles", por lo que la Dirección de Seguros iniciará de forma inminente los trabajos previos a la transposición, concluyó el director de Seguros.