El Teatro Echegaray contará con un consejo asesor, que presidirá el actor malagueño Antonio Banderas

El Ayuntamiento aprueba conceder la Medalla de la Ciudad y nombrar Hijo Adoptivo a título póstumo a Rodríguez Carrión

MÁLAGA, 28 (EUROPA PRESS)

El Pleno del Ayuntamiento de Málaga aprobó hoy una moción institucional por la que el recuperado Teatro Echegaray contará con un consejo asesor o mesa técnica que servirá de apoyo a la dirección del mismo y que presidirá el actor malagueño Antonio Banderas.

Pese a que el Ayuntamiento estudió ceder a una entidad privada la gestión de las actividades del Teatro Echegaray, siguiendo el sistema establecido en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) Málaga, el equipo de gobierno del PP ya anunció que, finalmente, la gestión de las actividades de este equipamiento, cuya inauguración oficial tendrá lugar tras el verano, será municipal, dependiendo del Cervantes.

Por otra parte, en el pleno de hoy también se aprobó otra moción institucional por la que se acordó conceder la Medalla de la Ciudad y nombrar Hijo Adoptivo a título póstumo al que fuera decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga (UMA) y catedrático de Derecho Internacional Público, Alejandro Rodríguez Carrión, fallecido en la madrugada del pasado día 14 tras una larga enfermedad.

CALLE PARA RODRÍGUEZ CARRIÓN

Los tres grupos municipales, PP, PSOE e IU, aprobaron, de igual modo, dar el nombre de Profesor Alejandro Rodríguez Carrión a una calle o avenida del campus universitario de Teatinos y, de consenso con la UMA, convocar una cuestación en el ámbito académico y en la ciudad para construir un busto del catedrático, cuya ubicación exacta se decidirá de acuerdo con la institución universitaria.

En el texto de la moción institucional se destacan "las cualidades humanas del profesor Rodríguez Carrión, su compromiso con los valores de la libertad, la democracia, los derechos humanos, la justicia y la paz en el mundo", así como "su valiosísima labor pedagógica como profesor universitario, profesor abierto al derecho europeo y a los movimientos internacionalistas". Todo ello hizo de este catedrático "un referente en la defensa de los más desfavorecidos y de los derechos humanos en el contexto internacional".

Se reconoce, también, la labor que realizó a favor de la Universidad de Málaga, "por la importancia que ello supone para la ciudad, por la proyección nacional e internacional que le ha dado a la capital y por el ejemplo que deja en sus equipos de colaboradores y en los que han sido sus alumnos".

Por último, también se aprobó otra iniciativa institucional mediante la cual se iniciarán las actuaciones necesarias para rendir homenaje a los militares malagueños de la Unión Militar Democrática (UMD), que, al final de la dictadura y en los primeros años de la Transición, colaboraron en el proceso de evolución hacia un régimen democrático.